martes, 16 de febrero de 2016

El sarcófago de Menkaura, de Gonzalo Peña Castellot





El sarcófago de Menkaura / Gonzalo Peña Castellot. — Madrid : De Librum Tremens, 2012. — 323 p.; 25 cm.

Mi primera reseña, madre qué impresión. Espero que seáis benévolos conmigo ya que poco a poco iré cogiéndole el tranquillo a esto. Como veis al principio de la reseña colocaré los datos del libro en formato ISBD, ¿Qué narices es eso? Pues sencillamente el formato que se usa en bibliotecas en las famosas fichas bibliográficas; deformación profesional, qué se le va a hacer.

Sinopsis oficial:

Patricia Calpe, una atractiva arqueóloga madrileña, es la elegida para dirigir el proyecto arqueológico de rescate submarino del sarcófago del faraón Menkaura (Micerinos). Dicho sarcófago, perdido en 1838 después de que una tremenda tormenta hundiera el barco que lo transportaba rumbo a Inglaterra, descansa desde entonces en aguas próximas al puerto de Cartagena. Pero lo que en un principio parecía ser una sencilla excavación submarina, pronto se revela como todo un enigma. En compañía de Gustavo Gollhofer, un informático de vacaciones por la zona al que conoce casualmente, Patricia se verá envuelta en una peculiar búsqueda del tesoro que, con riesgo de su propia vida, le llevará a descubrir un secreto capaz de hacer tambalearse los cimientos de la religión cristiana. Muertes, códigos secretos, mensajes ocultos, órdenes religiosas; todo se conjuga en esta trepidante novela de acción e intriga escrita con un estilo fresco y ameno.

Impresiones:

Patricia Calpe reputada arqueóloga española es llamada para rescatar de las aguas del mar en Cartagena el barco inglés Beatrice en el que iba, entre otros tesoros, el sarcófago de Menkaura (Micerinos, uno de los faraones de la III Dinastía y de las famosas pirámides de Guiza).

Pero cuando comienza con las excavaciones submarinas empieza a sufrir una serie de sabotajes que la llevan a investigar en diferentes direcciones y se verá en vuelta en una trama de intriga que la llevará a varios localidades: Egipto, Londres… Pero no estará sola, contará con la ayuda inestimable de Gustavo Gollhofer, un informático de vacaciones. Junto a él empezará a seguir una serie de pistas que la llevará de un sitio a otro hasta que descubra el misterio que oculta el sarcófago.

El libro se estructura en capítulos cortos en los que se intercalan varios momentos temporales diferentes. Nos encontraremos en el s. XIX con Howard Wise uno de los arqueólogos que perforó la pirámide de Guiza, con unos campesinos egipcios y con un joven seminarista contemporáneo más o menos de Patricia. Distintas tramas temporales que acabarán confluyendo al final de la novela.

Esa estructura temporal no entorpece la lectura y la hace más interesante ya que muchas veces los capítulos se acaban en un momento culminante, en una pequeña subida del clímax de la novela. El narrador es omnisciente lo que nos permitirá acceder a todos los puntos de vista de las distintas tramas que hay en el libro y los diferentes puntos de vistas de los personajes.

Los personajes están bien perfilados, sobre todo los dos protagonistas en los que la narración se centra mucho más; los secundarios están un poco más desdibujados pero eso no quita intensidad ni interés a la novela.

Es una novela en la que los rasgos históricos están muy bien investigados (no faltaría más ya que, os cuento un secreto, la investigación fue realizada por mi parte para ayudar a mi marido a publicar la novela. Ya, ya… igual no creéis que la reseña sea muy imparcial, pero os aseguro que dentro de lo posible he intentado ser todo lo imparcial que he podido).

Se nota que es su primera novela y se aprecia un poco de la rigidez e inexperiencia de los autores noveles, el lenguaje es llano y directo, y acorde con el carácter de cada personaje. Ya os haré más adelante la reseña de su segunda novela, El Código secreto de Dios, en la que se ve que ha madurado literariamente hablando, je je…
Es una novela de esas que no puedes dejar de leer y te mantienen enganchada a sus páginas hasta el final, que es acorde con la novela y deja todo atado. No queda ningún fleco suelto. El final… Ay el final, no puedo deciros más sin desvelar nada pero es sorprendente.

 

2 comentarios:

  1. Muy buena reseña!!! Te has estrenado con buen pie sin duda.
    Gonzalo es un gran escritor y sus novelas están entre mis favoritas, de hecho ya le he preguntado varias veces por la siguiente ¡Juntas podremos convencerle!

    Un abrazo
    Yolanda Toledo Villar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Yolanda. Sí, tienes razón, las dos (y yo creo que más gente jeje) estamos esperando su siguiente novela, aunque en su descargo soy consciente del poco tiempo que le deja el peque para ponerse a ello

      Eliminar