viernes, 27 de septiembre de 2019

Cumbres borrascosas de Emily Brontë

Cumbres Borrascosas / Emily Brontë ; traducción de Amelia Pérez de Villar ; ilustraciones de Fernando Vicente. 1 ª ed. — Madrid : Tres Hermanas, 2016. — 327 p. :il.; 24 cm.

Este es uno de los clásicos que pensé que no leería nunca. Ya sabéis que me estoy enganchando a los clásicos de un tiempo a esta parte, pero Cumbres Borrascosas lo tenía especialmente atragantado. Yo creo que era por ese aura de “amor atormentado” que siempre nos han “vendido” de él (o por lo menos eso siempre es lo que yo había visto “por ahí”). Una vez leído debo comentaros que de amor atormentado nada de nada… Finalmente me decidí a leerlo a ver esta edición tan preciosa de Tres Hermanas que descubrí al visionar el canal de la booktuber Magrat Ajostiernos…

Sinopsis oficial: (he intentado encontrar una sinopsis que no me hablara de amor apasionado pero me ha sido imposible, en fin…)

La poderosa y hosca figura del atormentado Heathcliff domina " Cumbres Borrascosas " , novela apasionada y tempestuosa cuya sensibilidad se adelantó a su tiempo. Los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire son el singular escenario donde se desarrolla con fuerza arrebatadora esta historia de venganza y odio, de pasiones desatadas y amores desesperados que van más allá de la muerte y que hacen de ella una de las obras más singulares y atractivas de todos los tiempos.

Impresión personal:

Como os decía en la presentación (y antes de haceros mi resumen personal, o igual lo obvio, ya veré), siempre había pensado que esta novela era una novela de un “amor atormentado”. Últimamente incluso, había oído definirlo como “amor tóxico”. Desde luego para mí esta es la historia de una venganza y una obsesión (pero no de un amor obsesivo, sino de una obsesión pura y dura).

La historia de Heathchilff y Cathy no es un amor atormentado. Ambos se quieren mutuamente y, como mucho, es al final de su relación, que no del libro, cuando encontraran obstáculos a ese amor. Y desde luego yo no la veo como un amor tóxico, ya que este es el de una persona cegada que quiere a otra por mucho daño que le haga. Y aquí los dos son igual de “salvajes”, por así decir, el uno con el otro… Y para más inri, esa relación ocupa menos de la primera mitad de la historia.

Para mí, esta novela ha sido la historia de una venganza y una obsesión, como os de apuntado al principio. Es la historia de Heathchilff vengándose de todos y cada uno de los seres que le han menospreciado, vejado, ninguneado y dejado de lado. Y si no podía vengarse en ellos lo ha seguido haciendo en sus descendientes.

Y ahora voy a desgranaros un poco más la reseña, que espero que no me salga muy larga.
La novela ha sido una lectura maravillosa. Me ha encantado la ambientación tan oscura, tan lóbrega que hacía Emily tanto de los páramos, como de la casa de Cumbres Borrascosas y de los personajes que habitan en ella. Los personajes han sido fascinantes, todos y cada uno de ellos. Cada uno con una personalidad característica, con una presencia propia, con una evolución a lo largo de la historia que te deja alucinado cuando recuerdas que lo escribió una joven que no salió de su casa, de su “granja”, en ningún momento.

Los tira y afloja de las relaciones, las “putadas” que se hacen unos a otros (muchas veces conscientemente y unas pocas de manera inconsciente), ver cómo la felicidad se va apagando, son escenas habituales… Y como contrapunto: La Granja de los Tordos dónde todo es luz y apacibilidad (salvo los escasos momentos en que vive allí Catherine Earnshawn), tranquilidad y sosiego… Es una maravillosa forma de recrear la historia.

Nos encontraremos con dos narradores. El inquilino de la Granja de los Tordos, el señor Lockwood, y luego la Señora Dean, el ama de llaves de la Granja, que será la que le narre al señor Lockwwod la historia de los personajes de Cumbres Borrascosas… (También tendremos cartas para suplir los momentos que no ha vivido la señora Dean). Ella hará una recreación exhaustiva de lo vivido en Cumbres Borrascosas y cómo se llega a la situación en la que están en ese momento…

Vemos crecer a los personajes, los vemos sufrir, los vemos solos y abandonados y cómo esa relación será la que irá forjando lentamente el carácter de cada uno de ellos. Y mientras lees sobres sus vidas, disfrutas cada uno de los momentos de tu lectura, te sientes inmerso en ese mundo seco, árido de sentimientos o, con suerte, en el contrapunto de tranquilidad de la Granja de los Tordos.

Debo comentar algo que me resultó curioso cuando lo leí y es la forma en que se narra, o más bien NO se narra, el embarazo de los personajes femeninos. Cuando me topé con el primero de ellos me quedé ojiplática porque en ningún momento fui consciente de que se hubiera hecho mención de ello. Pensé que me había perdido algo o que no lo había leído bien. Pero es que con el segundo ocurre exactamente lo mismo. Te enteras porque compruebas que ha nacido un bebé, como en el anterior, y no porque te hayan ido dejando pistas sobre ello. No sé si será porque era un tema muy delicado para tratar en el siglo XVIII, o porque al ser una joven soltera y sin contacto con mujeres embarazadas no supo cómo representarlo. Me inclino más por lo primero, ya véis…

En fin, que no quería contaros mucho de la sinopsis porque creo que es una novela que hay que leer y descubrir por sí mismo. Pero desde luego si pensáis encontrar una historia de amor, amor atormentado, tóxico o como lo queráis llamar, ya os digo yo que no se trata de eso ni mucho menos…





viernes, 20 de septiembre de 2019

El proyecto Joshua de Sebastian Fitzek

El proyecto Joshua / Sebastian Fitzek. — Versión Kindle.

Conocí a Sebastian Fitzek con El pasajero 23, que está reseñada en el blog. Y continué con El sonámbulo, que acabó por confirmar mi buena opinión de este autor. Hoy os traigo El proyecto Joshua.

Sinopsis oficial:

Max, el autor fracasado, es un ciudadano respetuoso de las leyes.

A diferencia de su hermano Cosmo, encerrado en las celdas de seguridad de una clínica psiquiátrica, Max nunca ha cometido ningún error.

Sin embargo, dentro de pocos días consumará uno de los delitos más horrorosos del que es capaz un ser humano.

Solo que, por el momento, lo ignora...

Pero hay quienes sí lo saben, y están decididos a matarlo antes de que sea demasiado tarde.
Impresión personal:

Max es un escritor de thiller que está en horas bajas. Su matrimonio tampoco marcha muy bien. Y aunque es un buen ciudadano y nunca se ha saltado las leyes, no como su hermano Cosmo condenado por pederastia, las circunstancias que le tocará vivir le harán cambiar radicalmente. A partir de la llamada de un desconocido que le hará ir a verle al hospital, comenzará una pesadilla en su, hasta ahora, tranquila vida…

Como ya os podéis imaginar, si habéis leído algo de Sebastian, la novela va a ser adictiva total y no os soltará hasta que lleguéis al final.

Comienza la historia con un capítulo fuerte, de esos que te dejan ojiplático y planteándote quiénes serán los protagonistas de esa historia en concreto. Posteriormente conoceremos a Max y sus circunstancias.

Es una novela narrada por un narrador omnisciente, pero desde la perspectiva de los diversos personajes. De hecho cuando se cambia de narrador te lo indica al comienzo del capítulo en que ocurre.

La novela no solo va a ser adictiva sino que te va a hacer pensar. Uno de los temas que más sale en la novela va a ser el de los datos que vamos dejando en las redes sociales y en las búsquedas por Internet. Este tema da mucho miedito (y no precisamente por el terror).

También se verán otros temas como la pederastia, los malos tratos, el adulterio, aunque también veremos la fuerza de la amistad y el amor (no precisamente romántico)…

Me gusta mucho Fitzek porque no solo tiene unos buenos thrillers, con sus buenas dosis de “enganche”, unas buenas tramas bien relacionadas y coherentes y, generalmente, un final inesperado, sino que encima te plantea temas muy punzantes. En El sonámbulo esbozaba el tema de  la percepción de la realidad, lo que crees que ocurre y lo que ocurre en realidad. En esta es el tema de la privacidad en las redes sociales, como os decía más arriba, y lo hace de una forma tan impactante que te deja temblando…

Como os decía, esta es una novela “devorapáginas”, pues en el momento en que te pones con ella no la sueltas, la lees en un suspiro. La acción es trepidante, los personajes escapan a mil y un peligros (es verdad que a veces abusa un poco de ellos, les pasan demasiadas cosas a los pobres, pero es lo que se espera de una novela de estas características) y no hay muchos momentos de tranquilidad…

Los personajes no tienen una profundidad psicológica impresionante, lo que no es óbice para que no se disfrute igualmente, pero sí que alguno tiene alguna característica un tanto original, recordad el nombre de Toffi.

En definitiva, una novela adictiva, que trata de temas muy de actualidad y que no podéis dejar pasar. Os la recomiendo.



viernes, 13 de septiembre de 2019

La dama de blanco de Wilkie Collins

La dama de blanco / Wilkie Collins. — Versión Kindle.

Creo que he llegado a comentar que hace tropecientos años me leí, o intenté leer, La piedra lunar, de este mismo autor, por supuesto, y no llegué a terminarlo. No sé si porque no me gustó el planteamiento, si en aquella época me parecía lento o qué. El caso es que no volví a leer nada de Wilkie Collins y hasta le “cogí manía”, ¡pobre! Como ahora me ha dado por leer clásicos, y me están gustando bastante, me decidí a leer esta obra… ¡¡¡¡Madre mía, madre mía!!! Lo que me había estado perdiendo…

Sinopsis oficial:

« ¿Seguíamos nosotros dos unos caminos separados que nos llevaban hacia un mismo punto del futuro misterioso, donde volveríamos a encontrarnos?»

Walter Hartright se traslada a Limmeridge para dar clases de dibujo a Laura, sobrina y heredera del barón Frederick Fairlie. Sin que ninguno de los dos pueda evitarlo, surge entre ellos un profundo amor, enturbiado por el compromiso de la muchacha con sir Percival Glyde, que solo busca arrebatarle su fortuna. La aparición de una misteriosa mujer, sin embargo, cambiará de forma inevitable el curso de los acontecimientos.

La dama de blanco, inspirada en un hecho real y publicada originalmente por entregas en una revista dirigida por Charles Dickens, ha constituido un éxito ininterrumpido de ventas en todas las lenguas. Todo ello se debe a una trama argumental magníficamente desarrollada, que envuelve al lector en una atmósfera de misterio e intriga; al increíble ritmo narrativo que va imponiendo el autor conforme avanza la historia, y sobre todo a la profundidad psicológica de los personajes y a la gran capacidad descriptiva de ambientes y situaciones.

Impresión personal:

Walter Hartright se dirige hacia su casa una noche cuando se topa con la figura de una dama vestida de blanco que se dirige a él, de forma misteriosa, y le pide ayuda. Walter accede a acompañarla a Londres y dejarla en un lugar, elegido por ella, sin hacerle preguntas. Pocos días después empezará a trabajar en Limeridge dando clases de dibujo a Laura Fairlie, y haciendo una restauración de ciertas piezas de su tío. A partir de aquí comenzará una historia que dará muchas e inesperadas vueltas.

A ver, que quede claro que esto no es una crítica literaria sobre la obra (mis reseñas nunca lo son, por supuesto, simplemente son mi opinión e impresiones sobre la lectura de un libro) pero quiero dejarlo claro con esta obra porque es una de las Obras de La Literatura Universal. Así con mayúsculas.

No sé si daros mis impresiones directamente o dejarlo para el final… Estaaaaaá bien, os lo digo ahora. ¡ME HA ENCANTADO!. No solo me ha encantado, me ha dejado obnubilada y patidifusa…

Nos encontramos con una obra redonda, donde hay una mezcla de géneros impresionantes. Por un lado encontramos una novela costumbrista, sobre todo en sus primeras páginas en la que nos mostrará la sociedad victoriana de la época, lo que se espera de las mujeres y de la posición de cada uno en la sociedad. Esto lo comprobamos a lo largo de la toda la novela, pero será más evidente en sus comienzos. Pero más tarde encontraremos una novela gótica y victoriana, con esos ambientes agobiantes y con un suspense inusitado en el que sabes que algo va a ocurrir pero no sabes qué, cuándo ni cómo (como cuando Walter se encuentra con la dama de blanco o cuando la acción transcurre en Blackwater Park). Y veremos una novela policiaca en el transcurso de las investigaciones que realizará Walter para conseguir sus objetivos. Seguro que hay mucho más que yo no llego a ver…

Pero la novela no es buena por eso, o no SOLO por eso. Es buena por la magnífica creación de unos personajes carismáticos, con una profundidad psicológica muy interesante y con una desarrollada personalidad que nos va a dejar anonadados por el buen hacer del autor. Te enamorarás de todos los personajes, de los buenos, de los malos, de los muy malos, de todos… Me gustaría poder haceros una descripción de cada uno de ellos, pero esta reseña se haría larguísima, solo quiero destacar a Marian Halcombe por ser todo lo contrario al prototipo victoriano. Marian es una mujer inteligente y decidida, una mujer de acción.

Y también es una novela grandiosa por la gran versatilidad que demuestra el autor al reflejar la personalidad de los personajes cuando los convierte en narradores. Porque en esta novela encontraremos narradores en primera persona, pero hay bastantes, y aunque el autor nos va indicando quién es el que cuenta la historia en cada ocasión, os aseguro que si no lo hiciera no pasaría nada porque seríamos capaces de descubrirlo enseguida por lo bien que refleja la personalidad de cada uno en la propia narración…

Y si todo esto no os ha llamado la atención para leer esta novela, a los que no la hayáis leído hasta ahora como yo, encima el enigma y su resolución están tan bien llevados que no deja ni un solo cabo suelto, ni una sola explicación sin contestar y te lo deja todo bien mascadito (pero no de una forma en la que te esté diciendo “como eres tontito te lo explico súper bien para que lo entiendas, no, lo hace de una forma sencilla y elegante).

En definitiva, Wilkie Collins me ha cautivado y me ha ganado para su causa. Estoy deseando ponerme a leer La  piedra lunar para quitarme esa espinita, porque estoy segura de que esta vez no la dejaré a medias…






viernes, 6 de septiembre de 2019

Los Cuatro Grandes de Agatha Christie

Los Cuatro Grandes / Agatha Christie. — [Barcelona] : Editorial Molino, D. L. 1983. — 222 p. ; 15 cm. — (Selecciones de Biblioteca de Oro; 284)

Bueno pues después de un par de semanitas desconectada y de vacaciones vuelvo al blog con uno de mis retos...

Este es el siguiente libro que me tocaba leer de Agatha para mi reto de leer sus novelas en orden de publicación. Fue publicado en 1927 y ya en él habla de una super organización criminal a nivel mundial...

Sinopsis oficial:

Hércules Poirot se enfrenta con unos criminales fuera de lo común. No son vulgares asesinos ni simples estafadores. Son líderes organizados a escala internacional que mueven los hilos de cuanto sucede en el mundo. Se los conoce como «Los Cuatro Grandes» y el detective tendrá que descubrir su identidad antes de que sea demasiado tarde para la humanidad. La primera misión de la banda consiste en deshacerse de su principal enemigo: precisamente, Hércules Poirot. El célebre detective es la única persona capaz de adelantarse a los planes urdidos por los cuatro villanos para apoderarse del mundo, y por ello se convierte en blanco de un sinfín de estratagemas destinadas a eliminarlo, a lo largo de una lucha a muerte salpicada de episodios tan sorprendentes como apasionantes.

Impresión personal:

Poirot va a recibir la visita de Hastings que viene desde Argentina, año y medio después de su boda con "Cenicienta". Durante su estancia en Inglaterra Poirot se enfrentará con una gran organización criminal llamada Los Cuatro Grandes compuesta por un chino, un americano rico, una francesa y el cuatro personaje, un asesino muy competente.

Durante sus aventuras encontraran diversos casos a los que se tiene que enfrentar Poirot y que resolverá en unas pocas páginas, cuando seguramente podría haber creado una novela diferente para cada uno de estos casos.

Encontraremos pequeños casos de machismo, recordad que la novela está escrita hace casi cien años, y no solo eso sino también de ideas preconcebidas de diferentes culturas, como que los chinos iban con coleta...

Se hace mención al inspector Giraud (que apareció en la tercera novela, Asesinato en el campo de golf) y de la condesa Rossakoff (como una gran contrincante de Poirot). No sé si la condesa saldría en alguno de los relatos cortos leídos anteriormente...

Lo curioso del caso es que en esta novela no parece que Poirot se haya jubilado, aparece como "detective asesor", pero debemos recordar que en la última aparición de Poirot sí que aparecía jubilado... No sé si es que Agatha olvidó este detalle de un año para otro o qué podría ocurrir en realidad.

Esta novela no me ha gustado tanto como otras de Poirot, ya que el tema a tratar da menos juego. Eso de intentar desbaratar los intentos de la organización criminal y de desenmascarar a sus componentes me ha parecido más aburrido que el intentar descubrir un asesinato.

Como curiosidad, al final de esta novela Poirot comenta que ya se va a retirar ¡¡¡por tercera o cuarta vez!!! ya que no va a encontrar un caso que pueda superar a este que ha tenido. Y también llega a considerar la idea de ¡¡¡¡casarse!!! ¿Os imagináis a Poirot casado? Yo, no. No sé si fue una broma que se permitió Agatha...

En fin, que esta novela es menos interesante y menos adictiva que otras de nuestra querida Dama del Crimen.