viernes, 30 de diciembre de 2016

Tú te vas, tú te quedas de M.J. Arlidge (a revisar)

Tú te vas, tú te quedas / M. J.  Arlidge ; [traducción Amaya Basañez]. — 1ª ed. — Barcelona : Suma de Letras, 2015. — 378 p. ; 23 cm.

Esta es una novela que ha causado mucho revuelo por su original planteamiento. La verdad es que hay que reconocerle ese punto de originalidad, pero también he conseguido encontrarle un pequeño fallo. Quisquillosa que es una.

Sinopsis oficial:

Una chica sale del bosque casi moribunda. Su historia parece increíble. Pero es verdadera. Cada una de las terribles palabras que pronuncia.

Días después otra persona aparece en similares circunstancias. Poco a poco comienza a quedar claro un modo de actuar. Alguien está secuestrando a sus víctimas por parejas, las recluye y les hace afrontar un dilema: matar o morir.

¿Qué preferirías: perder la vida o perder la razón?

La inspectora de policía Helen Grace ha tenido que hacer frente a sus propios demonios y ha llegado a lo más alto. Mientras dirige esta investigación para dar caza al monstruo que anda suelto descubre que quizá sean los propios supervivientes quienes tengan la clave para resolver el caso.

Y, a menos que lo consiga, morirán más inocentes.

Impresión personal:

Helen Grace es una inspectora de policía un tanto extravagante. Tiene unas aficiones extrañas, es muy introvertida y con un pasado complicado. Helen tendrá que enfrentarse a un caso de asesinatos en serie. Todo empieza cuando recogen a una chica desnutrida que confiesa haber asesinado a su novio. La razón que cuenta es que han sido secuestrados y les han hecho elegir: uno de ellos debe matar al otro y el que sobreviva podrá irse. Es una historia que a Helen le cuesta creer, pero que una vez comprobado el estado físico de la chica y, sobre todo el psicológico, acaba creyendo. Amy está destrozada por haber tenido que matar a su novio al que adoraba. Pero este será el inicio de una serie de asesinatos en los que las víctimas son secuestradas y puestas en esa tesitura tan terrible: matar o morir.

Nadie sabe qué es lo que pretende esta peculiar asesina. Sí, se sabe que es una mujer desde el principio de la novela. Una asesina fría y despiadada que se camufla muy bien porque la persona que sobrevive puede realizar una descripción suya, pero no parece que a ella le preocupe. Además las personas elegidas no parecen tener relación entre sí y esto desconcierta a la policía que sabe que los asesinos en serie siguen una pauta.

La novela está muy bien escrita y es muy visual, pero además consigue reflejar el estado de ánimo de los personajes: la culpa del que sobrevive (culpa por estar vivo y por haber tenido que matar para ello), culpa de los investigadores que no saben muy bien por dónde tirar, el estado de incertidumbre que tienen mientras están secuestrados, la tensión de verse sometido a una decisión terrible: matar o morir, y no saber cómo se va a reaccionar hasta llegado ese momento…

El narrador omnisciente nos sitúa muy bien en la trama, nos pone en la piel de los diferentes personajes y las dudas por las que van pasando. Pero también hay unos capítulos cortos escritos en cursiva que son narrados en primera persona y serán fundamentales para comprender la novela.

Es una novela que te mantiene en tensión todo el tiempo y por más que intentes pensar quién puede ser la asesina no vas a conseguir descubrirlo.

Le podría poner un par de peros, uno de ellos ya comentado en varios blogs: el hecho de que una persona no puede sobrevivir demasiados días sin agua, y en alguno de los secuestros llegan a estar tres semanas o más secuestrados… el otro “pero”… ay a ver cómo lo cuento sin entrar en spoiler. Tiene relación con la causa de los asesinatos y te lo planteas una vez terminada la novela, es una información que tiene que obtener la asesina para poder elegir a las víctimas y te das cuenta de que es una información que no es posible que la consiguiera fácilmente, diría que es prácticamente imposible y te das cuenta de que el autor no da una explicación a cómo ha podido llegar a obtener esa información. Ay que rabia no poder ser más específica…

 
En cualquier caso es una buena novela, adictiva, que te hará estar pendiente de lo que ocurre. Yo ya tengo la segunda parte esperando, esperemos que esos pequeños peros no se repitan, jeje.


viernes, 23 de diciembre de 2016

Deseos de chocolate de Care Santos

Deseo de chocolate / Care Santos. — Barcelona : Círculo de lectores, D. L. 2014. — 41+ p. : 23 cm.

Care Santos me recuerda un poco a Kate Morton, es una escritora de la que sabes que escriba lo que escriba te va a gustar. Sus historias tienen en común ser intimistas, familiares. Las historias de Care se desarrollan, por lo menos todas las que he leído, en Barcelona. En esta en concreto nos encontraremos con 3 historias independientes con un hilo conductor común: una chocolatera de porcelana.

Sinopsis oficial:

Tres mujeres, tres siglos y la misma chocolatera de exquisita porcelana blanca: Sara: propietaria de un apellido que en Barcelona es sinónimo de chocolate, se enorgullece de dar continuidad a la tradición heredada de sus padres. Aurora: hija de una sirvienta de una familia burguesa del siglo xix, para quien el chocolate es un producto prohibido. Mariana: esposa del fabricante de chocolate más famoso del siglo xviii, abastecedor de la corte francesa e inventor de una máquina prodigiosa. A través de la pasión por el chocolate, Care Santos traza un apasionante viaje en el tiempo en el que recorreremos más de tres siglos de historia, desde su llegada a Europa hasta la sofisticación de nuestros días. Vibrante y adictiva, esta maravillosa novela es un exquisito placer para los sentidos

Impresión personal:

No me suelen gustar las historias que contienen historias independientes porque es como leer tres libros distintos; acabas una historia y debes ponerte enseguida a leer otra. En esta ocasión he hecho una excepción y he leído este libro de Care Santos, con una chocolatera de porcelana de protagonista.

En la primera historia conoceremos a Sara, Max y Oriol Pairot. Sara y Max son matrimonio y Oriol es un amigo común. Los tres se conocieron en un curso sobre chocolate que impartía un gran maestro. El día que realizaron su primera salida juntos Sara compró una chocolatera de porcelana desportillada. Esta chocolatera será clave en la relación que mantienen los tres. Sara es de una familia de chocolateros tradicionales y Oriol se convertirá en un gran maestro chocolatero rompedor con las tradiciones. Sus relaciones se irán entretejiendo y complicando con los años.

La segunda historia es la de Aurora, una doncella en el siglo XIX, que nace huérfana y se cría en casa de su ama a la par que la hija de esta. Aurora cree que su historia estará ligada a la de la hija de su ama, pero en realidad se verá ligada a la chocolatera de porcelana que acabará en sus manos.

Y finalmente la historia de Mariana, en el siglo XVIII, la mujer de un chocolatero que debe enfrentarse a todo el gremio que no aprueba que una mujer esté al frente de una chocolatería.

La voz narrativa también es diferente en cada una de las historias, y esto es un punto a favor por parte de la autora. En la primera, será un narrador omnisciente el que nos contará toda la historia de Sara, Max y Oriol. En la segunda, la voz narrativa utiliza la segunda persona del singular. Te habla a ti. O más bien es la conciencia de Aurora, un Pepito Grillo que todos tenemos y que nos habla en nuestra mente, la que nos irá contando los acontecimientos que le suceden a la protagonista. Y en la tercera historia será Víctor Guillot, un francés que viene en una comitiva mandada por el rey Luis XVI, el que nos contará en primera persona la historia, la suya y la de Mariana. Y por supuesto en todas las historias tendremos el hilo conductor: la chocolatera. En las diferentes historias veremos cómo se han ido produciendo sus desportilladuras y cuál será el motivo de su creación.

Al ser una obra que cuenta tres historias diferentes, por mucho que tengan un pequeño nexo común, es muy difícil hacer una reseña, ya que en el fondo parece que tienes la obligación de hacer una reseña de cada una de las historias. Pero esto nos tomaría demasiado tiempo y a mí no me gustan las reseñas largas, así que os tendré que decir que las historias tienen su punto de interés. Todas consiguen engancharte y desear saber qué ha ocurrido. Las ambientaciones son buenas y están bien conseguidas. Los personajes tienen personalidad y son entrañables. Y el chocolate está presente en todas las historias así como la ciudad de Barcelona, que sería otro punto en común en todas las historias.

En definitiva una historia dulce, como el chocolate, jeje (no lo he podido evitar), que dejará un buen regusto. Pero para mí no ha sido la mejor de las novelas de Care, ya que como decía al principio, no me gustan las historias breves dentro de una novela.





sábado, 17 de diciembre de 2016

Reto Serendipia recomienda

Llevo con el blog 10 meses, lo empecé en febrero de este año, con lo cual nunca he podido participar en el Reto Serendipia recomienda de Mónica. Así que este año voy a inaugurar este reto. Espero llegar a cumplirlo y descubrir lecturas interesantes.

Para mis lecturas recomendadas vais a permitirme que haga un poco de publicidad y recomiende una de las dos novelas de mi marido, Gonzalo Peña Castellot, que son El sarcófago deMenkaura y El código secreto de Dios. Las pongo en una única referencia porque me parecería abusivo por mi parte poner las dos como dos de las lecturas recomendadas. El género de ambas es un poco indefinido, yo lo llamaría de aventuras, pero también tiene un poquito de misterio, un poquito de historia, y las recomiendo porque son lecturas ligeras, entretenidas, bien documentadas y con un toque histórico.


De las dos lecturas que me quedarían por recomendar os sugiero estas dos:

Los misterios de la gata Holmes de Jiro Akagawa, género: policiaco. Lo recomiendo porque me ha parecido una lectura fresca, original, con un detective un tanto peculiar, y con toques de humor. Además conoceremos un poco la cultura japonesa.

Agatha escribía con sangre de Mariano F. Urresti. Género: policiaco. Lo recomiendo sobre todo a los amantes de Agatha Christie, es una novela muy original, en el que descubriremos cómo resuelve este autor la desaparición de la gran dama del crimen

Bueno pues aquí viene la segunda fase. Ya he elegido mis tres libros... igual hasta me animo y leo más, pero vayamos por partes. Los elegidos son:

1. El ruiseñor de Kritin Hannah, propuesto por Descubriendo relatos
2. Un perro de Alejandro Paloma propuesto por Lidia Casado de Juntando letras
3. Flores para las ánimas propuesto por Roció de Mis apuntes de lectura

jueves, 15 de diciembre de 2016

El fin de la eternidad de Isaac Asimov

El fin de la eternidad / Isaac Asimov. — Versión Kindle.

Aunque suelo ser asidua de las películas de La Guerra de las Galaxias, Star Wars, la verdad es que nunca había leído un libro de ci-fi, ciencia ficción. Así que esta ha sido mi primera incursión en el género. Todavía estoy digiriéndolo.

Sinopsis oficial:

En el siglo XXVII, la Tierra funda una organización llamada Eternidad, enviando sus emisarios al pasado y al futuro para abrir el comercio entre las diferentes épocas, y para alterar la larga y a veces trágica historia de la raza humana. El proyecto estaba integrado sólo por los mejores y más brillantes exponentes de cada siglo: personas que dejaron de lado sus propias vidas para dedicarse a servir a los demás.

Para hombres como Andrew Harlan, Eternidad representaba mucho más que un trabajo: era su vida, su amante, sus hijos, su familia. Pero, cuando viajó al siglo cuatrocientos ochenta y dos, no pudo evitar enamorarse perdidamente de una hermosa no-eterna llamada Noÿs Lambent. Ahora, perseguidos por una burocracia todopoderosa, Harlan y su amada escapan entre los siglos, buscando romper todas las reglas que sean necesarias para preservar su futuro juntos. Incluso si para ello tuvieran que destruir la propia Eternidad...

Impresión personal:

En un futuro muy lejano, (esto me recuerda al inicio de las películas, jeje), la humanidad ha conseguido crear la Eternidad. Los hombres se desplazan por el Tiempo, a través de los diversos siglos, y van realizando “cambios” en la Realidad que producen pequeñas variaciones, lo que crea distintas realidades. En la Eternidad viven los eternos, unos cuantos elegidos, que será los encargados de estudiar los “cambios mínimos necesarios” que se deben hacer en la Realidad para que esta no sufra un gran Cambio. Estas variaciones de la Realidad producen que los humanos que viven en los diferentes siglos, en su propio Tiempo, sufran cambios en sus personalidades y por tanto no recuerden nada de su vida anterior al cambio cometido por los eternos.

Uauh!! No sabía si podría realizar una sinopsis de esta novela. Es compleja y enrevesada. Los conceptos de Espacio, Tiempo, Realidad son complicados de entender. Hay que tener en cuenta que Isaac Asimov era realmente un científico, con lo cual estaba familiarizado con estos conceptos; pero la “plebe”, los pobres humanos que no tenemos un cerebro para analizar estos conceptos, la realidad de ellos se nos escapa. Así que la mitad del libro consiste en leer algo que realmente no entiendes del todo. ¿Es esto importante para comprender, o incluso para que te guste el libro? Sí y no.

Si eres una persona maniática y quieres comprender todo lo que lees, seguramente este libro te pueda sacar de quicio. Si, en un momento dado, dejas a un lado las complejidades científicas y te centras en la historia puedes llegar a disfrutarla. Los personajes tienen un cometido y una motivación. Cuando llegas al final puedes entender el título y la trama. Pero es verdad que para llegar a ello tienes que armarte de paciencia.

No puedo deciros si la ambientación espacio-temporal está bien lograda ya que es una obra de ciencia ficción en la que el autor es el que va a “crear” un mundo y una realidad alternativa.

Los personajes está bien perfilados y sus caracteres son interesantes; es muy visible la evolución de Harlan, el protagonista de nuestra historia, que pasa de ser un mero observador a un personaje implicado.

El narrador es un ser omnisciente. En el fondo es lo más plausible para este tipo de novelas, ya que un narrador en primera persona no sería consciente de lo que debería contarnos de su mundo.

No sé si leeré más literatura de ci-fi, por ahora he salido un poco saturada, pero sí creo que debo decir que esta obra tiene tintes filosóficos que te llevan por los derroteros de si es mejor una vida cómoda y segura pero llena de aburrimiento, o si es mejor para la propia humanidad que esta tenga que arriesgar, ya que eso es lo que la hace crecer y alcanzar hitos inesperados.


Finalmente, ¿puedo asegurar que me ha gustado la novela? Todavía sigo sin poder decidir. Creo que no me va mucho este género, no consigo encontrarle el punto (y eso que puede llegar a ser un género parecido al de la distopía del que realmente sí disfruto). Así que dejaré reposar la ciencia ficción durante un tiempo largo.




lunes, 12 de diciembre de 2016

Mes temático

Una vez más Laky de Libros que hay que leer nos vuelve a "picar" con su mes temático. Este mes es sobre la novela negra, en el que ella engloba, tanto negra como misterio, policiaca, intriga, etc.

Esto me viene genial porque me encantan este tipo de novelas y tengo unas cuantas, muchísimas, en el Kindle así que seguro que alguna encontraré para este reto.

Como todavía no tengo ni una año en la blogosfera, en febrero se cumplirá mi primer añito, este será el primer año que empiezo con todos los restos que vayáis convocando desde principio de año. A ver a cuántos acabo apuntándome.


lunes, 5 de diciembre de 2016

Las horas distantes de Kate Morton

Las horas distantes / Kate Morton. — Versión Kindle.

Kate Morton es una autora a la que siempre me gusta volver. Algo parecido e ocurre con Marta Rivera de la Cruz. Sus novelas parecen seguir todas el mismo estilo y las mismas características, pero a pesar de ello no te cansas de leerlas. Por lo menos eso es lo que a mí me ocurre.

Sinopsis oficial:

Todo comenzó con una carta. Una carta que llevaba extraviada mucho tiempo, esperando durante más de medio siglo en una saca de correos olvidada en el oscuro desván de una anodina casa de Londres...

De la autora de El jardín olvidado, cuyas ventas en el mundo superan los 4 millones de ejemplares vendidos, y La casa de Riverton, com más de 2 millones de ejemplares vendidos.


Edie Burchill y su madre nunca han estado lo que se dice unidas. Pero un domingo por la tarde llega a su casa una carta, perdida hace tiempo, con el remite de Milderhurst Castle, en Kent (Inglaterra), y Edie empieza a pensar que la frialdad de su madre oculta un antiguo secreto.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la madre de Edie fue evacuada de Londres y acogida por la misteriosa Juniper Blythe en Milderhurst Castle, donde vivía con sus hermanas gemelas y su padre, Raymond, autor del clásico infantil Laverdadera historia del Hombre de Barro. El espléndido y enorme castillo le muestra un nuevo mundo en el que descubre la fantasía y el placer de los libros, pero también sus peligros.

Cincuenta años más tarde, cuando Edie busca las respuestas al enigma de su madre, se siente atraída por Milderhurst Castle, donde, ya ancianas, las excéntricas gemelas y Juniper viven todavía. En el ya ruinoso castillo, Edie investiga el pasado de su madre. Pero hay otros secretos escondidos entre sus muros, y Edie está a punto de averiguar más de lo que esperaba. Lo que realmente sucedió en las horas distantes ha estado aguardando mucho tiempo a que alguien lo desvelara.

Con un estilo cautivador y una elegante manera de narrar que nos remite a Dickens, las hermanas Brönte y Jane Austen, Kate Morton da una vuelta de tuerca a la novela clásica victoriana para sumergirnos en una trama absorbente y componer un puzle tan hermoso como brillante.

Impresión personal:

Edith es una editora en una pequeña editorial londinense. Un día estando en casa de su madre, esta recibe una misteriosa carta que debería haber sido enviada cincuenta años antes, pero debido a una borrachera del cartero en plena II Guerra Mundial quedó relegada en un almacén hasta que es encontrada y sus cartas repartidas de nuevo. Edith se sorprende al ver que su madre, una persona más bien fría y distante, llora al leer esa carta. Cuando le pregunta por ella su madre le cuenta que fue una niña evacuada durante la II Guerra Mundial y que fue a parar a un castillo en Kent llamado Milderhurst Castle. Allí, junto a dos hermanas gemelas, y una tercera hermana menor, fue más feliz que en su propia casa.

Casualmente Edith tiene que realizar un encargo de su jefe por la zona de Kent y acaba llegando al pueblo de Milderhurst, y allí consigue visitar el castillo y conoce a las tres hermanas, hijas de un famoso escritor autor del libro La verdadera historia del hombre de barro. Una novela que marcó a Edith en su infancia.

Todo esto que os cuento sucede en las primeras páginas del libro. Y en él encontraremos, como siempre ocurre con Kate Morton, dos historias paralelas en el tiempo: la de Edith que intenta conocer de dónde surgió el orígen de La verdadera historia del hombre de barro, qué aportación tienen las hermanas y qué sucedió cuando su madre estuvo allí. Y por otro lado tenemos la historia de las tres hermanas durante la II Guerra Mundial y la tragedia que persigue a Juniper, la hermana pequeña. Todo rodeado de un misterio con muchos toques de novela gótica.

En esta ocasión las dos tramas tienen el mismo interés. Y de las dos van surgiendo pequeños misterios que te hacen que te comas la cabeza sin que consigas encontrar una solución.

Los misterios y secretos se van desencadenando unos detrás de otros según transcurre la historia, y cada vez estás más y más intrigada. Y la solución a esos misterios y secretos te la va dando dosificadamente y poco a poco.

La narración es a dos voces: un narrador omnisciente en la parte del pasado y una narración en primera persona, por parte de Edith, en la del presente, que transcurre en el año 1992. El estilo de Kate Morton es sencillo, pero consigue eficazmente trasmitir un ambiente tétrico, oscuro, asfixiante; gótico, es realmente la palabra para definirlo, en los momentos más intensos de la narración del pasado. Además en muchos de los capítulos Morton utiliza el recurso del recurso del cliffhanger de una manera proverbial. Consigue mantenerte literalmente colgada de la narración.

Además, y por si esto no fuera poco, tenemos una parte de metaliteratura, tanto por el hecho de que una de sus protagonistas sea una editora, como porque uno de los secundarios es un autor. Pero sobre todo porque el libro La verdadera historia del hombre de barro va a ser un elemento clave en todo la novela. Tanto para Edith, que la marcará desde que es niña, como para las hijas del autor.


En definitiva, una novela adictiva, misteriosa, en ocasiones agobiante por lo tétrica, y muy, muy recomendable.