martes, 15 de octubre de 2019

Huellas en el desierto de Gabriela Margall

Huellas en el desierto / Gabriela Margall. — Versión Kindle.

Ya sabéis de mi pasión por Agatha Christie con la realización de mi reto de releer sus novelas por orden cronológico. Bueno, pues esa pasión también me llevó, hace mucho tiempo, a leer su Autobiografía (que me encantó y debería volver a releer), y a no poder resistir la tentación de leer esta novela que trata del momento en que conoce a su segundo marido, Max Mallowan.

Sinopsis oficial:

Después de su divorcio, una tímida mujer decide ir a Oriente para superar el mal trance, pero uno de sus compañeros de viaje hará que olvide su decisión de no volver a enamorarse. Él es Max Mallowan; ella, Agatha Christie y, contra todos los pronósticos, vivirán una gran historia de amor.

Un arqueólogo legendario por haber descubierto la ciudad de Ur, su bella y caprichosa mujer, un arquitecto galante, una escritora de novelas policiales y un joven arqueólogo: todos viajando juntos bajo el cielo de Oriente.

¿Cuál será el misterio a explorar en este escenario? Nada menos que la historia de amor entre la tímida y también famosa Agatha Christie y el joven arqueólogo Max Mallowan. En el desierto de Irak ambos se conocerán y compartirán su pasión por las civilizaciones ocultas bajo tierra. Y a pesar de la diferencia de edad, del divorcio reciente de Agatha y de su total reticencia a cualquier tipo de relación que no sea amistosa, el amor surgirá sin permiso, sutil y poderoso.

Fiel a sus dotes de historiadora, muy bien documentada con respecto a la vida de la escritora Agatha Christie, y con un talento natural para recrear en clave de ficción una gran historia de amor, Gabriela Margall nos regala su novela más ambiciosa y evocadora.

¿Y cuál sería el crimen en esta novela, se preguntaría un sabueso de la talla del inspector Poirot?

El crimen sería no leerla.

Impresión personal:

Agatha es ya una conocida escritora de novelas de misterio, pero sigue siendo una persona tímida y retraída. Y esto se verá agudizado cuando su marido, Archie, le plantea divorciarse, lo que le provoca un gran trauma y le lleva a desaparecer durante diez días (desaparición que será seguida en todos los periódicos del momento). Poco después, Agatha es invitada por los Woolley, un matrimonio de arqueólogos muy conocidos, a visitar las excavaciones en Ur. Es la segunda ocasión que va por allí, pero será durante esta segunda estancia cuando conocerá al joven ayudante de Leonard Woolley, Max Mallowan.
Imagen tomada de Wikipedia

Se nota que a la autora le gusta este matrimonio (en el epílogo comenta que ella conoció antes a Max que a Agatha, o que conocía más a Max que a Agatha) ya que el tratamiento que da a su relación en la novela es realmente delicioso.

Como os decía, lo que vamos a descubrir en la novela es el momento en que Max y Agatha se conocen, comparten un viaje por Oriente y llegan a enamorarse. Es una novela, no sé si corta porque como veis la he leído en ebook, pero a mí se me ha hecho corta de lo entretenida que me ha tenido.

No recuerdo con detalle esta parte de la biografía de Agatha Christie, pero su lectura me ha dejado con las ganas de volver a releer su Autobiografía, y una pequeña novela que también leí hace tiempo, Ven y dime cómo vives, en la que Agatha nos cuenta sus “peripecias” como mujer de un arqueólogo. Novela que os recomiendo también por lo deliciosa, divertida y diferente a las otras novelas de la Christie.

Pegas que le puedo poner a la novela, muy pocas, todas relacionadas con la forma de expresarse de los argentinos (no supe que era argentina la escritora hasta pasado un buen trozo de novela). Por ejemplo me sorprendió muchísimo la expresión “a los gritos” en vez de “a gritos” que empleamos nosotros. Al principio pensé que era una mala traducción hasta que comprobé la nacionalidad de la autora. Palabras como “saco” por “chaqueta”, que ya había visto en otra novela, o hablar de usted, “¿les gusta?”, con la gente más cercana a ella.

Pero, salvo esto, la novela es un delicioso acercamiento a la figura de Agatha Christie y Max Mallowan, con una buena descripción de sus caracteres (ya se sabe que Agatha era muy tímida, pero por otro lado era muy adaptable a cualquier circunstancia, incluso las más adversas) y una recreación de esos momentos de una forma delicada, deliciosa y para nada empalagosa…

Quizá otra cosa que no me llegó a gustar, o más bien que me parece que está de más en la novela, que no viene a cuento, que no aporta nada al relato y solo lo ha puesto para demostrar que ha investigado a fondo todo lo relacionado con la novela,  es contar detalles muy particulares de la vida de los Woolley.

Si os gusta mucho Agatha Christie y no habéis leído nada de su vida, esta novela os gustará y os mostrará una Agatha más cercana. Si ya habéis leído su biografía, os acercará a este momento especial en sus vidas desde otra perspectiva. Si conocéis a los Woolley, aunque sea de oídas, descubriréis una faceta de Katharine Wooley desconocida. Si os gusta la arqueología encontraréis bastantes referencias a ellas en la novela (y bastante bien explicadas ya que la autora es profesora de Historia antigua). Creo que os he dado bastantes argumentos para que leáis una novela sencilla, elegante, nostálgica, y con los aromas y colores embriagadores del Oriente del siglo veinte…



viernes, 11 de octubre de 2019

El talento de Héctor para los milagros de Kitty Sewell

El talento de Héctor para los milagros / Kitty Sewell ; traducción de Zoraida de Torres de Burgos. — [Barcelona] : Círculo de lectores, 2007. — 356 p.

Y finalmente aquí os traigo la última novela releída para mi reto Libros Rescatados, en la categoría Libro que me gustó mucho. ¿Volvió a gustarme tras la relectura?

Sinopsis oficial:

Nadie hubiera podido decir a Héctor que el día en que apareció aquella encantadora chica galesa empezaría a comprender el pasado de su familia y su propia historia. Una historia que nacía décadas atrás, en los pasos de un brigadista galés desaparecido durante la guerra civil...

Impresión personal:

Héctor es un joven de treinta y cuatro años que vive en un pueblo de Asturias, Torre de Burros. Durante toda su vida ha sido considerado el “tonto” del pueblo. Pero Héctor no es en absoluto tonto, es una persona muy especial, con una capacidad asombrosa para las matemáticas y el ajedrez, que ve la vida de otra manera. Cuando llega a Torre de Burros Mair, en busca del pasado de su abuelo brigadista de las tropas republicanas en la Guerra Civil, la vida de Héctor, y la de la gente a su alrededor, dará un vuelco.

Esta es una novela muy especial, ya que vamos a encontrar a unos personajes muy bien caracterizados, con una personalidad única cada uno de ellos, con una evolución perfectamente orquestada y que no os va a dejar indiferentes.

Además, y a través de flashbacks que tiene la abuela de Héctor, Pilar, descubriremos qué ocurrió en la Guerra Civil en la familia, por qué Pilar se comporta como lo hace, y cómo sus decisiones han moldeado el carácter de sus descendientes haciéndolos desgraciados.

Mair, que será el detonante de todo, verá a Héctor con ojos nuevos, no se verá influenciada por opiniones externas ni por hechos ocurridos anteriormente, y será el espejo dónde Héctor se mirará y lo que le hará querer mejorar su vida.

La madre de Héctor, Adelaida, también tiene un papel muy importante en esta trama. Una mujer enferma, siempre doblegada por el carácter de su madre duro y frío, sumisa, que hace y vive por y para ella,  pero que, debido a ciertas circunstancias, también sufrirá una transformación asombrosa…

Y mientras como hilo conductor, la búsqueda del abuelo de Mair, Geraint, que abandonó a su familia y se “tiró al monte” con los maquis y del que no se supo nada más…

Mair será el personaje que menos evolución tenga, pero es la que menos bagaje trae a la espalda, aunque también lo tiene, no creáis que es un personaje plano.

Y de trasfondo, un pueblo asturiano, con una gran tradición milagrera de su Virgen. Una ambientación muy bien representada y cuidada, con las “chismosas” de turno y hasta la curandera del pueblo…

En definitiva una historia que nos va a contar la Guerra Civil española, sin posicionarse en ningún bando, que mostrará las consecuencias que tuvo para mucha gente lo ocurrido en ella, cómo esas decisiones se arrastran por generaciones, y cómo al final, cual crisálida, la nueva vida surge con la transformación. Pero no lo veáis como una saga familiar, la acción transcurrirá siempre en el presente y solo veremos la Guerra Civil en los pequeños flahsback al pasado de la abuela de Héctor.

Si con esto no estáis convencidos de que su relectura me volvió a encantar, ya no sabría cómo demostrároslo.



martes, 8 de octubre de 2019

La abadía de Northanger de Jane Austen

La abadía de Northanger / Jane Austen. — Versión Kindle.

Los que me leéis a menudo ya sabéis que he comentado en ocasiones que intenté leer La abadía de Northanger hace muchos años. Era muy jovencita y no me gustó. Bueno pues hoy os traigo la segunda novela de mi Reto de Libros Rescatados, por supuesto en su categoría de Libro que no me gustó. ¿Creéis que en esta ocasión he cambiado de opinión? Seguid leyendo y lo veréis.

Sinopsis oficial:

Catherine Morland es una muchacha «tan corriente como la que más»… sólo que tiende a ver la vida como una novela. Cuando es presentada en sociedad en Bath, conoce a un joven apuesto y refinado y se siente como en una novela sentimental. Luego, invitada por el padre del joven, pasa una temporada en una antigua abadía, donde sospecha que se cobijan terribles secretos, como en una novela gótica. Pero la realidad, que también tiene sus secretos, le revelará al fin un mundo acaso más absurdo y angustioso que el imaginado por la peor de sus fantasías. Novela de novelas, literatura de la literatura, La abadía de Northanger, escrita antes de 1803 pero no publicada hasta 1818, póstumamente, encierra en una sátira literaria una hiriente reflexión sobre los prejuicios y crueldades de la sociedad, y es sin duda una de las obras más agudas y divertidas de Jane Austen.
Impresión personal:

Catherine Morland es una jovencita que no es guapa, no es culta, no es muy divertida, ni muy estudiosa. Definición realizada así por la propia autora que se dirige directamente a nosotros, en contadas ocasiones a lo largo de la novela, para llamar nuestra atención. (Es decir, encontramos un narrador omnisciente, pero que nos interpela en ciertas ocasiones). La característica que más define a  Catherine es que le encantan los libros góticos y de misterio, sobre todo Los misterios de Udolfo de Anne Radcliffe. Cuando sus vecinos, los Allen, la invitan a ir con ellos a Bath durante una temporada, Catherine acepta encantada. Allí conocerá a dos parejas de hermanos: Isabella y Jonh Thorpe, y Eleanor y Henry Tilney. Las relaciones con ambos procuraran a Catherine un mayor crecimiento personal. Y cuando sea invitada por los Tilney a pasar una temporada en su casa, una abadía, su imaginación se desbordará…

Como os decía al principio leí esta novela, no sé si llegué a acabarla o no, hace mucho tiempo y he descubierto que no me gustó porque me resultaba pesada, aburrida, al ver “que no pasaba nada” y que la mayor parte del tiempo lo pasaban en fiestas y “hablando”.

Pero claro, después de haber madurado, haber leído muchísimas más novelas a lo largo de mi vida, y de haber leído tres de las novelas de Austen mi opinión ha variado ¡y mucho!

La abadía de Northanger me ha gustado muchísimo. He vuelto a encontrar esa fina ironía que caracteriza a Jane Austen en todas sus novelas. Esa crítica  social, en la que la mujer debe ser dócil, dulce y buscar un marido para conseguir mejorar su posición social. Pero además en esta ocasión hace una apología sobre los escritores de novelas, y los lectores de las mismas. Ya que, parece ser, en esa época lo que estaba “bien” era leer obras filosóficas y de erudición.

Los personajes son muy especiales. Los hermanos Tilney tan comedidos,  Henry irónico en ocasiones, divertido por la actitud de Catherine tan fantasiosa; los hermanos Thorpe tan engreídos y prepotentes, tan egoístas y ególatras que parecen casi repulsivos… Que genial caracterización de cada uno de ellos. Y Catherine, nuestra protagonista, tan ingenua, en medio de esta “lucha de caracteres” manipulada por los Thorpe, que consiguen, al principio, que ella crea todo lo que le dicen. Y a pesar de todo Catherine se impone, en ciertas ocasiones, y va creciendo,  evolucionando y aprendiendo a manejarse en sociedad…

¡Y qué decir del general Tilney! Es para “echarle de comer aparte”. Catherine, que no entiende el carácter veleidoso del general, aunque el lector avezado sabe perfectamente qué le ocurre, acaba desconcertada e inventando explicaciones estrambóticas y peregrinas…

En fin, una novela deliciosa, entretenida, divertida. Una especie de crítica hacia las protagonistas de las novelas góticas, que siempre eran demasiado trágicas, y que deja un buen sabor de boca después de su lectura.




viernes, 4 de octubre de 2019

Tras la máscara o El poder de la mujer de Louise May Alcott


 Tras la máscara o El poder de la mujer / Louise May Alcott. — Versión Kindle.

Este es el  tercer libro  que leo para conseguir cumplir el reto de Serendipia recomienda de nuestra querida Mónica. Fue propuesto tanto por Las Inquilinas de Netherfield, como por Cuentos Vagabundos… ¡Y no me extraña!

Sinopsis oficial:

Inglaterra, 1866. La joven y recatada Jean Muir llega a la aristocrática mansión de los Coventry para trabajar como institutriz. Gracias a su astucia y sus múltiples habilidades, tras solo una jornada de trabajo consigue ganarse el afecto de la señora Coventry, su hija Bella, el hijo menor, Edward, y sir John, el anciano y acaudalado tío. No ocurre lo mismo con Gerald, el hermano mayor, y Lucia, su prima, quienes desconfían de la institutriz y comienzan a espiar sus pasos. Pero Jean es una superviviente; su objetivo es asegurarse un esposo con riqueza y posición, y no dudará en utilizar todas las armas femeninas a su alcance como máscaras tras las que ocultarse para alcanzar sus objetivos.

Impresión personal:

Jean Muir es una institutriz fuera de lo normal. Ella tiene claro su objetivo: encontrar a un hombre rico y acaudalado con el que casarse, cuanto más importante mejor… Los miembros de la nueva familia a la que llega caen rendidos a sus pies: Bella, la joven que será su pupila; la señora Conventry; Edward, el hermano menor y Sir John Conventry, el tío de la familia. ¿Todos? No. Gerald, el hermano mayor, y Lucia, su prima, recelarán de ella.

Esta es una novela corta pero deliciosa y, sumamente entretenida. Es realmente interesante comprobar los “manejos” de Jean Muir para ir ganándose a las personas que habitan a su alrededor. Su capacidad de manipulación es realmente maravillosa. Y aunque desde el principio conoces su objetivo y debería caernos mal, en realidad estás totalmente de su lado y deseas que consiga lo que anhela.

Jean Muir es un personaje complejo, sumamente interesante, que se convertirá en el recurso utilizado por la autora para realizar una crítica de lo que se espera de la mujer en la época victoriana (aunque sea escrito por una norteamericana). Se perfila, por ello, como una mujer decidida, ambiciosa, con un objetivo en concreto, fuerte y resuelta… En fin, como veis a mí también me ha cautivado.

Durante la novela iremos comprobando cómo Jean maneja los hilos sociales a la perfección y cómo consigue atraer a su terreno a todo el mundo. Cómo consigue manipular a los habitantes de la casa alterando ese punto de vista despreciativo hacia las institutrices y dándole la vuelta. La trama nos mantiene en tensión en todo momento a la espera de que salte la liebre y se descubra el pastel, pero no os voy a arruinar el final de la historia, así que si queréis descubrirlo tendréis que leerlo.

El personaje de Jean contrasta vivamente con el de Lucía, que sí representa todo lo que se espera del comportamiento de una mujer en esos momentos. La pobre Lucía, con un carácter realmente encomiable, queda desdibujada en la comparación… Y en todo momento sobrevuela por la novela ese halo de misterio y expectación que será el que nos mantenga atados a sus páginas…

Toda la novela destila una crítica a la sociedad victoriana, a los roles que se les adjudica a cada uno en ella y al encorsetamiento impuesto sin posibilidad de salirse de ese papel.

En definitiva, una novela maravillosa, que nos muestra otra faceta de la Louise May Alcott de Mujercitas, con un ambiente más oscuro e intrigante. No dudaré en seguir con esta faceta de “sangre y truenos”, como denominaba ella a su producción literaria más “oscura”. Ya tengo echado el ojillo a Un cuento de enfermera, Un susurro en la oscuridad y El fantasma del abad




     

martes, 1 de octubre de 2019

La sustancia del mal de Luca D´Andrea

La sustancia del mal / Luca D´Andrea. — Versión Kindle.

Este ha sido uno de esos libros que se han visto mucho por blogger en un momento en concreto. Yo, como siempre, os lo traigo cuando ha pasado el boom…

Sinopsis oficial:

En 1985, durante una terrible tormenta, tres jóvenes son brutalmente asesinados en el Bletterbach, un enorme cañón tirolés cuyos fósiles cuentan la historia del mundo. Treinta años más tarde, el documentalista estadounidense Jeremiah Salinger se instala en la pequeña localidad alpina junto a su mujer y su hija pequeña y, a medida que va conociendo a los habitantes de la comunidad, se obsesiona con ese caso nunca resuelto. Nadie a su alrededor desea remover el pasado, como si aquel sangriento acontecimiento llevara consigo una maldición, y todos parecen esconder secretos inconfesables.

Impresión personal:

En la sinopsis se habla de la historia de 1985 como si ocurriera al principio del libro, cuando no es así. La novela trata de Jeremiah Salinger, un estadounidense que se instala con su mujer en una pequeña localidad alpina en la que ella nació. Como es un documentalista, creador de documentales para series de televisión, se le ocurre hacer uno sobre la Ayuda Socorrista de los Dolomitas, creación de su suegro. Allí sufre un percance que le afecta psicológicamente y que le dejará un poco tocado. Un día, estando de excursión con su hija por el Bletterbarch, escucha una historia de asesinatos sin resolver ocurrida allí en 1985. Y es entonces cuando se obsesiona con esa historia y empieza a investigar sobre ella. No encontraremos ningún flashback que nos lleve al pasado.

Salinger es el típico protagonista que nunca cumple lo que promete. Siempre dice: “sí, está bien si me cuentas la historia pero no le pregunto a fulanito”, pues va y le pregunta. “Sí, vale ya no investigo más que pongo en peligro a mi familia”, pues va y lo hace. Y encontraremos muchos ejemplos de esto a lo largo del libro (no me había dado cuenta, hasta ahora que me he puesto con la reseña, lo “cansino” que llega a ser el tío).

¿Se puede decir que me ha gustado la novela? Sinceramente, no lo sé. Es un libro que se deja leer. Me ha gustado la ambientación en el Tirol del sur, Alto Adigio en la novela, y los datos costumbristas aportados, que son lo mejor de la novela.

 La trama, como todas, es adictiva, te engancha, pero es como todos los libros de este estilo. No sé por qué hoy parece que reniego de este tipo de novelas. Supongo que porque no ha sido una novela redonda. He encontrado pequeños matices que no me cuadraban, o no me han convencido.

Como os decía, Salinger es un cansino que todo el tiempo está diciendo que lo deja pero no lo hace. No hace más que incordiar a la gente que ha sufrido por lo ocurrido en 1985 y aun así él sigue erre que erre… Y como “fallos”, o por lo menos así lo veo yo, la hija de Salinger. Una niña de cinco años, que ya te van anunciando en la novela que es muy precoz, pero que realmente dudas de que un niño de cinco años razone de la forma en que lo refleja en la novela. Y para más inri en un momento dado nos dice que es muy alta, “alrededor de un metro”. Pero luego más tarde dice que mide un metro treinta. ¡¡¡Por favor!!! Mi hijo de siete años mide uno treinta y está alto para su edad... (os animo a mirar percentiles de altura)… ¡La niña esta tiene que ser una giganta!

La trama está bien argumentada, todos los cabos quedan atados, todas las pistas que le llevan al descubrimiento son razonables y no son creadas por “un Dios en las alturas” (deus ex macchina), y en ese sentido no me puedo quejar. Aunque sí añado que, como en todas estas novelas, le dan varias vueltas de tuerca para sorprender, y en mi opinión podría haberse ahorrado la última. No porque esté mal, ya os digo que encaja perfectamente en la trama, sino porque me empiezo a cansar de que los “pobres” autores tengan que dar mil cambios de dirección para sorprendernos (y aquí echo piedras sobre nosotros, los lectores)…

En fin, una novela adictiva, que engancha, que está genial y se lee muy bien. Pero es una novela más en este mundo de novelas negras…



viernes, 27 de septiembre de 2019

Cumbres borrascosas de Emily Brontë

Cumbres Borrascosas / Emily Brontë ; traducción de Amelia Pérez de Villar ; ilustraciones de Fernando Vicente. 1 ª ed. — Madrid : Tres Hermanas, 2016. — 327 p. :il.; 24 cm.

Este es uno de los clásicos que pensé que no leería nunca. Ya sabéis que me estoy enganchando a los clásicos de un tiempo a esta parte, pero Cumbres Borrascosas lo tenía especialmente atragantado. Yo creo que era por ese aura de “amor atormentado” que siempre nos han “vendido” de él (o por lo menos eso siempre es lo que yo había visto “por ahí”). Una vez leído debo comentaros que de amor atormentado nada de nada… Finalmente me decidí a leerlo a ver esta edición tan preciosa de Tres Hermanas que descubrí al visionar el canal de la booktuber Magrat Ajostiernos…

Sinopsis oficial: (he intentado encontrar una sinopsis que no me hablara de amor apasionado pero me ha sido imposible, en fin…)

La poderosa y hosca figura del atormentado Heathcliff domina " Cumbres Borrascosas " , novela apasionada y tempestuosa cuya sensibilidad se adelantó a su tiempo. Los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire son el singular escenario donde se desarrolla con fuerza arrebatadora esta historia de venganza y odio, de pasiones desatadas y amores desesperados que van más allá de la muerte y que hacen de ella una de las obras más singulares y atractivas de todos los tiempos.

Impresión personal:

Como os decía en la presentación (y antes de haceros mi resumen personal, o igual lo obvio, ya veré), siempre había pensado que esta novela era una novela de un “amor atormentado”. Últimamente incluso, había oído definirlo como “amor tóxico”. Desde luego para mí esta es la historia de una venganza y una obsesión (pero no de un amor obsesivo, sino de una obsesión pura y dura).

La historia de Heathchilff y Cathy no es un amor atormentado. Ambos se quieren mutuamente y, como mucho, es al final de su relación, que no del libro, cuando encontraran obstáculos a ese amor. Y desde luego yo no la veo como un amor tóxico, ya que este es el de una persona cegada que quiere a otra por mucho daño que le haga. Y aquí los dos son igual de “salvajes”, por así decir, el uno con el otro… Y para más inri, esa relación ocupa menos de la primera mitad de la historia.

Para mí, esta novela ha sido la historia de una venganza y una obsesión, como os de apuntado al principio. Es la historia de Heathchilff vengándose de todos y cada uno de los seres que le han menospreciado, vejado, ninguneado y dejado de lado. Y si no podía vengarse en ellos lo ha seguido haciendo en sus descendientes.

Y ahora voy a desgranaros un poco más la reseña, que espero que no me salga muy larga.
La novela ha sido una lectura maravillosa. Me ha encantado la ambientación tan oscura, tan lóbrega que hacía Emily tanto de los páramos, como de la casa de Cumbres Borrascosas y de los personajes que habitan en ella. Los personajes han sido fascinantes, todos y cada uno de ellos. Cada uno con una personalidad característica, con una presencia propia, con una evolución a lo largo de la historia que te deja alucinado cuando recuerdas que lo escribió una joven que no salió de su casa, de su “granja”, en ningún momento.

Los tira y afloja de las relaciones, las “putadas” que se hacen unos a otros (muchas veces conscientemente y unas pocas de manera inconsciente), ver cómo la felicidad se va apagando, son escenas habituales… Y como contrapunto: La Granja de los Tordos dónde todo es luz y apacibilidad (salvo los escasos momentos en que vive allí Catherine Earnshawn), tranquilidad y sosiego… Es una maravillosa forma de recrear la historia.

Nos encontraremos con dos narradores. El inquilino de la Granja de los Tordos, el señor Lockwood, y luego la Señora Dean, el ama de llaves de la Granja, que será la que le narre al señor Lockwwod la historia de los personajes de Cumbres Borrascosas… (También tendremos cartas para suplir los momentos que no ha vivido la señora Dean). Ella hará una recreación exhaustiva de lo vivido en Cumbres Borrascosas y cómo se llega a la situación en la que están en ese momento…

Vemos crecer a los personajes, los vemos sufrir, los vemos solos y abandonados y cómo esa relación será la que irá forjando lentamente el carácter de cada uno de ellos. Y mientras lees sobres sus vidas, disfrutas cada uno de los momentos de tu lectura, te sientes inmerso en ese mundo seco, árido de sentimientos o, con suerte, en el contrapunto de tranquilidad de la Granja de los Tordos.

Debo comentar algo que me resultó curioso cuando lo leí y es la forma en que se narra, o más bien NO se narra, el embarazo de los personajes femeninos. Cuando me topé con el primero de ellos me quedé ojiplática porque en ningún momento fui consciente de que se hubiera hecho mención de ello. Pensé que me había perdido algo o que no lo había leído bien. Pero es que con el segundo ocurre exactamente lo mismo. Te enteras porque compruebas que ha nacido un bebé, como en el anterior, y no porque te hayan ido dejando pistas sobre ello. No sé si será porque era un tema muy delicado para tratar en el siglo XVIII, o porque al ser una joven soltera y sin contacto con mujeres embarazadas no supo cómo representarlo. Me inclino más por lo primero, ya véis…

En fin, que no quería contaros mucho de la sinopsis porque creo que es una novela que hay que leer y descubrir por sí mismo. Pero desde luego si pensáis encontrar una historia de amor, amor atormentado, tóxico o como lo queráis llamar, ya os digo yo que no se trata de eso ni mucho menos…





viernes, 20 de septiembre de 2019

El proyecto Joshua de Sebastian Fitzek

El proyecto Joshua / Sebastian Fitzek. — Versión Kindle.

Conocí a Sebastian Fitzek con El pasajero 23, que está reseñada en el blog. Y continué con El sonámbulo, que acabó por confirmar mi buena opinión de este autor. Hoy os traigo El proyecto Joshua.

Sinopsis oficial:

Max, el autor fracasado, es un ciudadano respetuoso de las leyes.

A diferencia de su hermano Cosmo, encerrado en las celdas de seguridad de una clínica psiquiátrica, Max nunca ha cometido ningún error.

Sin embargo, dentro de pocos días consumará uno de los delitos más horrorosos del que es capaz un ser humano.

Solo que, por el momento, lo ignora...

Pero hay quienes sí lo saben, y están decididos a matarlo antes de que sea demasiado tarde.
Impresión personal:

Max es un escritor de thiller que está en horas bajas. Su matrimonio tampoco marcha muy bien. Y aunque es un buen ciudadano y nunca se ha saltado las leyes, no como su hermano Cosmo condenado por pederastia, las circunstancias que le tocará vivir le harán cambiar radicalmente. A partir de la llamada de un desconocido que le hará ir a verle al hospital, comenzará una pesadilla en su, hasta ahora, tranquila vida…

Como ya os podéis imaginar, si habéis leído algo de Sebastian, la novela va a ser adictiva total y no os soltará hasta que lleguéis al final.

Comienza la historia con un capítulo fuerte, de esos que te dejan ojiplático y planteándote quiénes serán los protagonistas de esa historia en concreto. Posteriormente conoceremos a Max y sus circunstancias.

Es una novela narrada por un narrador omnisciente, pero desde la perspectiva de los diversos personajes. De hecho cuando se cambia de narrador te lo indica al comienzo del capítulo en que ocurre.

La novela no solo va a ser adictiva sino que te va a hacer pensar. Uno de los temas que más sale en la novela va a ser el de los datos que vamos dejando en las redes sociales y en las búsquedas por Internet. Este tema da mucho miedito (y no precisamente por el terror).

También se verán otros temas como la pederastia, los malos tratos, el adulterio, aunque también veremos la fuerza de la amistad y el amor (no precisamente romántico)…

Me gusta mucho Fitzek porque no solo tiene unos buenos thrillers, con sus buenas dosis de “enganche”, unas buenas tramas bien relacionadas y coherentes y, generalmente, un final inesperado, sino que encima te plantea temas muy punzantes. En El sonámbulo esbozaba el tema de  la percepción de la realidad, lo que crees que ocurre y lo que ocurre en realidad. En esta es el tema de la privacidad en las redes sociales, como os decía más arriba, y lo hace de una forma tan impactante que te deja temblando…

Como os decía, esta es una novela “devorapáginas”, pues en el momento en que te pones con ella no la sueltas, la lees en un suspiro. La acción es trepidante, los personajes escapan a mil y un peligros (es verdad que a veces abusa un poco de ellos, les pasan demasiadas cosas a los pobres, pero es lo que se espera de una novela de estas características) y no hay muchos momentos de tranquilidad…

Los personajes no tienen una profundidad psicológica impresionante, lo que no es óbice para que no se disfrute igualmente, pero sí que alguno tiene alguna característica un tanto original, recordad el nombre de Toffi.

En definitiva, una novela adictiva, que trata de temas muy de actualidad y que no podéis dejar pasar. Os la recomiendo.