viernes, 28 de junio de 2019

Jurásico total III: de niños a héroes de Sara Cano y Francesc Gascó

Jurásico total III : de niños a héroes / Sara Cano, Francesc Gascó ; ilustraciones de Miguel Subirats. — 1ª ed.  264 p.

Hoy os traigo la tercera, y por ahora, última parte de Jurásico total III. Compartiendo la lectura, en voz alta, con mi hijo.

Sinopsis oficial:

Llega la tercera parte de «Jurásico Total». ¡Prepárate para vivir mil aventuras en la era de los dinosaurios!

Carla, Lucas, Dani, Elena y Leo siguen en Pangea, en manos de Kahyla, la guardiana de los ahuluna. Ella trata de entrenarlos para que sean también unos héroes dignos, pero... ¡es que ellos no son de ese mundo!

Así que lo mejor será que vuelvan a casa y renuncien para siempre a sus amuletos.

Pero les queda mucho por descubrir en Pangea, y la aventura que vivirán intentando regresar será de las que hacen historia...

¿Lograrán convertirse en héroes y sobrevivir a este viaje?

Impresión personal: (en el resumen se hace referencia a lo ocurrido en el segundo libro)

Nuestros amigos Carla, Dani, Elena, Lucas y Leo se quedaron “encerrados” en el mundo de Pangea. Pero no están solos, aunque no están con los adultos de su mundo, están con Nahyla, la joven ahuluna, que no solo es originaria de Pangea sino que también es portadora de unos de los yajjali. Nahyla se está dedicando a entrenarlos para convertirlos en auténticos yajjilarii.


En esta novela nos encontraremos a unos chicos que han debido enfrentarse a la muerte y al abandono, involuntario, de los adultos que les rodeaban y protegían. Unos chicos que tienen que aprender a conocer el mundo que les rodea, a moverse por él sin dejar rastro y a manejar el poder de sus amuletos. Pero ellos no quieren eso, ellos quieren volver a casa, a su propio mundo.

En el camino de regreso volverán a cruzarse con los hombres-raptor, con robots, y con más aventuras de las que desearían…

La acción sigue siendo trepidante, los chicos evolucionan de una manera brutal, y el mundo que nos presentan los autores es maravilloso y muy, muy original…

La edición sigue siendo exactamente igual de maravillosa que las anteriores: las hojas rodeando los bordes de las páginas, las maravillosas ilustraciones de Miguel junto con la ficha, en el final de cada capítulo, de los diversos dinosaurios... que no solo nos hacen conocer más cosas sobre ellos sino que nos abren los ojos a una aventura apasionante.

Y el final, ¡ay el final!, no os puedo decir nada de él porque os lo estropearía todo. Si queréis saber qué es lo que pasa en Pangea y conocer el destino de estos pequeños héroes tendréis que leerlo.

Bueno, con solo deciros que nosotros estamos volviendo a releerlos de nuevo… Qué más se puede pedir.




martes, 25 de junio de 2019

El cazador en la oscuridad de Donato Carrisi

El cazador en la oscuridad / Donato Carrisi. — Versión Kindle.

Bueno, como habréis podido comprobar la semana pasado no subí ninguna reseña, y la verdad es que fue una semana muy dura. Mi gato, Tras (hermano de la gatita que está en el banner lateral), falleció después de haber conseguido sobrevivir a un cáncer de nariz  durante dos años. Nos alegramos mucho de no haber hecho caso de recomendaciones de quimio porque le hemos tenido con nosotros mucho más tiempo, y hemos podido disfrutar de él. En fin, ahora se ha reunido con su hermana, pero nos ha dejado un enorme vacio en la casa y en el corazón.

Y ahora vamos con la introducción:

El año pasado leí La chica en la niebla, de este autor, que gané en un concurso realizado por Xabeltrán de Tras la lluvia literaria. Fue un libro que me gustó mucho por la forma tan original de plantear la trama. Tenía este en el Kindle, y aunque sé que hay uno anterior (bueno lo sé ahora que lo he acabado, jeje…), no he tenido problema para leerlo.

Sinopsis oficial:

Adéntrate en el corazón del mal. Descubre el archivo de los pecados de la mano de Donato Carrisi, el autor italiano de thrillers más vendido del mundo. Marcus es sacerdote y tiene un don: detecta el mal que anida en las personas. Sandra es fotógrafa de la policía. Y también tiene un don: puede hacer visible lo invisible. Ahora ambos han unido sus talentos para atrapar a un asesino abominable: alguien que sólo escoge como víctimas a parejas jóvenes. La investigación de los crímenes les lleva al Vaticano, al archivo donde se atesoran los mayores crímenes de la humanidad. Un inventario del mal absoluto. Un lugar siniestro donde todo es oscuridad. Con un ritmo vertiginoso, Carrisi teje una historia en la que el lector libra la misma lucha que Marcus y se enfrenta a los mismos enigmas que intenta descifrar Sandra, sintiendo las mismas esperanzas y el mismo miedo hasta la última línea.

Impresión personal:

Sandra Vega es una fotógrafa forense que se ha trasladado a vivir a Roma después de haberse quedado viuda. Marcus es un penitenciario sin memoria al que hace tres años le volvieron a reclutar para resolver esos casos en el que “el mal” se hace presente en el seno de la Iglesia. Marcus y  Sandra se conocieron en la anterior novela, pero como os digo no hay problema para  el  lector que se adentre en esta novela sin haber leído la anterior. En este caso los investigadores tendrán que hacer frente a los asesinatos en serie de parejas de novios. El hombre siempre recibirá un tiro, mientras que la mujer sufrirá una muerte más “tortuosa”.

Al principio realizaran sus investigaciones por separado, pero luego acabarán confluyendo y seguirán haciéndolas conjuntamente. Marcus es un hombre peculiar ya que es un sacerdote con el “don” de percibir el mal allá donde esté.

Con una trama muy interesante, en la que los pecados tendrán parte importante en la novela, y con un ritmo no muy trepidante pero desde luego ágil y que no da tregua, esta novela de Carrisi nos mantendrá pegados a sus páginas para conseguir descubrir quién es el “monstruo”, como han denominado al asesino en serie en la novela.

Me ha gustado la relación-no relación que tienen Sandra y Marcus. Cómo este hombre, que ha perdido la memoria, se aferra a alguien para tener una motivación para vivir, ya que su labor la realiza siempre desde el anonimato.

Encontraremos implicaciones de ciertos personajes, de ciertas instituciones, chantajes, e historias personales que son las que habrán hecho al “monstruo” como es actualmente. Estas investigaciones del pasado del asesino tendrán un giro bastante interesante.

La novela engancha, los personajes enganchan (además de que están muy bien construidos), la historia engancha y el final es totalmente creíble e impresionante. Y no, no conseguí descubrir quién era hasta que no lo tuve frente a mis narices…

En definitiva, una historia de asesinatos en serie, con implicaciones religiosas paralelamente, que nos mantendrá en vilo hasta el final.



viernes, 14 de junio de 2019

Mujeres que compran flores de Vanessa Monfort

Mujeres que compran flores / Vanessa Monfort. — [Barcelona] : Plaza & Janes, 2016 — 437 p.

Este libro me lo regaló mi cuñada unas Navidades. La verdad es que tenía muy buena pinta. Mujeres, relaciones entre ellas, problemas, peeeero… no me ha llegado, ahora os cuento por qué.

Sinopsis oficial

Adictiva, divertida, romántica, honesta, Mujeres que compran flores es una emocionante novela sobre la amistad, una aventura cotidiana en busca de la independencia femenina, un épico viaje al centro de los sueños de la mujer contemporánea.

En un pequeño y céntrico barrio de la ciudad hay cinco mujeres que compran flores. Al principio ninguna lo hace para sí misma: una las compra para su amor secreto, otra para su despacho, la tercera para pintarlas, otra para sus clientas, la última... para un muerto. La última soy yo y ésta es mi historia.

Después de la pérdida de su pareja, Marina se da cuenta de que está totalmente perdida: había ocupado el asiento del copiloto durante demasiado tiempo. Buscando empezar de cero acepta un trabajo provisional en una curiosa floristería llamada El Jardín del Ángel. Allí conocerá a otras mujeres muy diferentes entre sí, pero que, como ella, se encuentran en una encrucijada vital con respecto a su trabajo, sus amantes, sus deseos o su familia. De la relación entre ellas y Olivia, la excéntrica y sabia dueña del local, surgirá una estrecha amistad de la que dependerá el nuevo rumbo que tomarán sus vidas.
Impresión personal:

Marina se ha quedado viuda a los cuarenta y padece, lo que en el libro llaman, “el síndrome del copiloto”. Es decir, una mujer que ha vivido por y para su marido, que no tomaba nunca decisiones y que toda su vida giraba en torno a él. Ahora con su muerte se siente perdida y terriblemente sola. Cuando entra en una floristería para comprar flores para su tumba conoce a Olivia, la dueña de la floristería que le ofrece un trabajo. Allí conocerá a otras cuatro mujeres: Cassandra, “la superwoman”, una diplomática a la que han criado para no necesitar a los hombres; Aurora, “la bella sufriente”, una mujer que cree que el amor es sufrir junto a un hombre, aunque no te ame; Gala, con “el síndrome de Galatea”, que cree que la mujer en el amor solo está para disfrutar y ser bella; y Victoria, con “el síndrome de la omnipotente”, la que puede con todo: casa, familia, trabajo, marido, etc…

Con esta premisa el libro debería haberme gustado, pero no sé si me ha llegado ya a una edad en que una es un poco escéptica (o en que creo que las mujeres no pueden ser catalogadas en una única categoría), o es que no la he leído en el momento adecuado. Creo que esta novela hace unos cuantos años me habría gustado más.

Es la típica novela romántica, supuestamente divertida, hecha para mujeres actuales. Pero aunque le reconozco su buen hacer a la autora (escribe muy bien, los personajes están bastante bien construidos, la historia tiene intriga, tiene bastantes buenas reflexiones y es muy interesante el tema del significado de las flores), a mí no me ha gustado. De hecho ha habido momentos en que leía solo por acabar la novela.

Además he encontrado cosas que no me cuadran y eso me pone muy histérica. La protagonista, Marina, dice, en un momento dado (y no, no estoy desvelando nada importante), que no tiene un duro. A ver, puede que ella no trabajara pero el marido sí, supuestamente, así que este buen señor seguro que ha ahorrado algo de dinero. Además tiene su antigua casa, que como vemos posteriormente en la novela, acaba alquilando. Es más, tiene un barco, yate o lo que sea, que debe estar amarrado (o como se diga en lenguaje marinero) en algún puerto, con el coste que debe suponer mantener tanto el barco como el alquiler del puerto. A mí ya con eso me ha matado.

Por otro lado creo que lo que aquí se refleja es una sociedad muy elitista; una diplomática, una informática de alta categoría, incluso las que parecen de un sustrato social más bajo son bohemias: una pinta y la otra se dedica a proporcionar attrezzo a modelos, directores de teatro etc… No hay una representación de una mujer trabajadora de clase media…

Marina realizará un viaje que la cambiará la vida, con el famoso yate o barco, o lo que sea, y por eso la novela se convertirá en una novela de transformación. Todas ellas sufrirán un cambio radical en su vida solo por el hecho de conocerse, contarse sus problemas y ayudarse mutuamente. Esto está muy bien y es muy bonito, el que las mujeres nos apoyemos y ayudemos, pero como os digo, a mí realmente no me ha llegado.
Sé que es una novela que gustará a muchas personas y no quiero que mi reseña os desanime si le tenéis ganas. Ya os digo que la estoy viendo desde una perspectiva mucho más escéptica de lo que la vería hace unos años… Y por supuesto no quiero desmerecer para nada la labor de la autora, porque, como siempre digo, admiro el hecho de que se le haya podido ocurrir una historia así y la haya plasmado.

Ah! Y para que no penséis que no hay nada que me haya gustado os diré que el final que le da a Casandra me ha gustado, por sorprendente.

En definitiva, una novela romántica, de transformación vital, en el que un grupo de mujeres se apoya y ayuda mutuamente. Una novela para disfrutar este verano, relajados, en la playa o la piscina.



martes, 11 de junio de 2019

Un crimen imprevisto de Ana Bolox (Las cosas y casos de la señora Starling, 3)

Crimen imprevisto /  Ana Bolox. — Versión Kindle. — (Serie Las casas y cosos de la señora Starling, 3)

Los que soléis aparecer por este blog sabéis que me he aficionado a las dos series de novelas policiacas de Ana Bolox, la de la señora  Starling y la de sus padres Carter & West. Bueno, pues hoy os traigo la tercera novela de la señora Starling…

Sinopsis oficial:

Tras recibir la desesperada petición de ayuda que le envía Drew Peterson, un policía encarcelado por un crimen que dice no haber cometido, la disyuntiva entre acudir al té para damas o visitar en la cárcel a un hombre acusado de asesinato es del todo irrelevante para Anne, que no dudará en lanzarse a una nueva aventura detectivesca con el fin de demostrar la inocencia del policía.


Para su desgracia, o quizá porque al Universo le gusta jugar de vez en cuando con cartas marcadas, Crawford está convencido de la culpabilidad de Peterson, por lo que desafiará a Anne a una competición detectivesca que determinará quién de los dos tiene razón.

Impresión personal:

Arthur Crawford, inspector de policía de Nueva York, sigue investigando por su cuenta lo ocurrido en los Hamptons, mientras surge un nuevo caso que él y su compañero deben solventar. Por supuesto nuestra señora Starling no puede estar mucho tiempo sin oxigenar su cerebro, parece que eso de ser una astrofísica no debe de parecerle nada difícil, digo yo… Así que cuando tiene que acudir a un compromiso social en representación del consulado y, de forma imprevista, recibe la petición de ayuda de un policía que ha sido detenido acusado de un crimen que dice no haber cometido, nuestra querida Anne parte, ni corta ni perezosa, a las puertas de la peor cárcel de Nueva York a entrevistarse con Drew Peterson.

Mi señora Starling, ya sabéis...
Debido a cierta circunstancia, que no voy a mencionar aquí, Crawford averigua los tejemanejes de Anne, y cuando logra entrevistarse con ella y averiguar en qué está metida, consigue arrancarle la promesa de que dejará de lado este tipo de averiguaciones si él logra demostrar que ella está equivocada con respecto a Drew Peterson.

La primera aparición, en esta novela, de nuestra pelirroja (mi morena años veinte…) preferida será, como poco, apoteósica, y refleja a la perfección el carácter de esta mujer.

Con la investigación de la trama veremos cómo juntos y, en ocasiones, separados estos dos “contrincantes” se embarcarán en descifrar las pistas que les llevarán a desvelar el asesinato de Kathleen Savio, hija de un magnate de Nueva York.

Venenos, drogas, asesinatos, venganzas, justicia… de todo encontraremos en esta nueva aventura de estos dos personajes, que no pueden estar juntos, pero tampoco pueden estar separados.

Su relación va afianzándose y cambiando, se introduce en aguas turbulentas de las que no sé cómo la autora los va a conseguirlos sacar.

Y aunque en esta novela el caso queda resuelto, sobrevuela sobre la historia ese hilo conductor, que parte de la novela anterior, que servirá de nexo entre las diferentes obras. Porque seguro que tendremos más Casas y cosos para rato…

De los personajes no os hablaré mucho, ya que son conocidos de sus anteriores novelas: Un cadáver muy frío y Muerte en los Hamptons. Aunque siguen en su línea, diálogos divertidos y chispeantes. En esta novela se observa esa evolución en su relación que, como os comentaba más arriba, no sé a dónde les llevará.

Ay! Que casi ni os hablo del caso y de las pistas o de la resolución final. No, no he descubierto el final hasta estar casi a un par de páginas de la resolución. Las pistas son buenas, coherentes, y nos llevarán a un final inesperado y con una explicación muy plausible del título…

En definitiva, que si os gusta lo que os cuento y no conocíais a la señora Starling os aconsejo que empecéis por el primero, y si ya la seguís seguro que disfrutareis tanto como yo con esta nueva entrega de Las cosas y casos de la Señora Starling…







viernes, 7 de junio de 2019

El gusano de seda de Robert Galbraith

El gusano de seda / Robert Galbraith. — Versión Kindle. — (Cormoran Strike, 2)

Ya sabéis todos que Robert Galbraith es el seudónimo de J.K. Rowling, autora de la saga de Harry Potter, que bajo este “disfraz” nos trae una novela policiaca con su gran detective Cormoran Strike.

Sinopsis oficial:

La desaparición del novelista Owen Quine no altera demasiado a su esposa, convencida de que su marido se ha marchado a pasar unos días solo, tal como ha hecho en otras ocasiones. Por ello acude al despacho del detective privado Cormoran Strike para encargarle que encuentre a su esposo y lo lleve de vuelta a casa.

Sin embargo, Cormoran descubre que tras la ausencia de Quine hay mucho más de lo que su mujer cree. Hace poco, Owen había acabado un manuscrito en el que revelaba los secretos más comprometedores de prácticamente todos sus conocidos. Es evidente que la publicación de la novela arruinaría sus vidas, así que, en teoría, cualquiera de ellos haría lo que fuese por impedir que el libro saliera a la luz.

Y cuando la teoría se vuelve realidad con la aparición del cadáver de Quine, los acontecimientos se precipitan. Owen ha sido brutalmente asesinado, con una crueldad que Cormoran no recuerda haber visto nunca. Así pues, detener al culpable se convierte en una tarea urgente, por lo cual Cormoran Strike y Robin Ellacott, su eficaz ayudante, han de recurrir a todo su arrojo y astucia para identificar al asesino y atraparlo lo antes posible.

Segunda entrega de la aclamada serie protagonizada por Cormoran Strike y Robin Ellacott, una peculiar pareja que, por su inteligencia y determinación, deleitará a los aficionados a las historias de misterio y suspense.

Impresión personal:

El gusano de seda es la segunda novela de la serie del detective Cormoran Strike, que conocimos en El canto del cuco. Cormoran es veterano de la guerra de Afganistán, herido de guerra y lisiado, ya que le falta una pierna de rodilla para abajo. Junto con Robin, su secretaria y ayudante, tendrá que enfrentarse a un caso que, en principio, parece fácil: descubrir el paradero de un escritor al que le gusta esconderse en ciertas ocasiones.

En El gusano de seda nos encontraremos una novela metaliteraria, de esas que tanto nos gustan a los lectores. Cormoran deberá localizar al escritor Owen Quine que ha desaparecido después de haber hecho circular fragmentos de su nueva novela Bombyx Mori, en la que realiza una crítica muy dura de todos sus conocidos. Lo que, en principio, parece una desaparición se convertirá en un asesinato cuando Cormoran encuentre el cadáver del escritor. Muerte que, por cierto, no ha sido nada agradable y que recrea, con pelos y señales, la última escena de su libro aún sin publicar.

Aunque en esta novela encontremos retazos de la vida del detective y de la de su secretaria,  cada uno por su lado como ocurre últimamente en esta clase de novelas, no van a tener un enfoque demasiado importante y solo servirán para aderezar más la trama principal.

Cormoran tendrá que lidiar con su discapacidad ya que, en ocasiones, su pierna le jugará una mala pasada.

La investigación de Cormoran se irá complicando, sobre todo, cuando Antis el detective encargado del caso y al que Cormoran salvó la vida en Afganistán, deje de pasarle información al creer que ya tiene al culpable. Strike no está de acuerdo, por supuesto, y seguirá intentando encontrar al asesino. Robin le será de mucha ayuda en este caso.

El ritmo de la novela no es trepidante, pero tampoco es demasiado lento. Tiene la tensión justa y necesaria para picarte y seguir leyendo.

Cormoran tendrá dificultades para presentar su teoría a la policía, con lo cual tendrá que dar un “rodeo” para poder demostrar la culpabilidad del responsable del asesinato.
Con un ritmo ágil, una trama interesante (sobre todo al tener relación con el mundo editorial), unos personajes bien dibujados y un final totalmente inesperado tendremos unos buenos ingredientes para caracterizar a esta buena novela de detectives.

Si no conocéis a Cormoran Strike, hijo ilegítimo de un gran cantante de rock, y a su afable secretaria Robin no sé a qué estáis esperando para acercaros a la primera novela de esta autora, y seguir lidiando luego con la serie.



martes, 4 de junio de 2019

Fería de libro 2019


Bueno os traigo de nuevo mi incursión por la Feria del libro de Madrid 2019.

Debo deciros que he pasado mucho, pero que mucho calor. No sé por qué este año han decidido inaugurarla más tarde... (Bueno supongo que sí, el fin de semana que siempre suele inaugurarse coincidía este año con las elecciones autonómicas, municipales, etc... seguro que no querían que coincidiera...)

A parte del calor he visto muchos, muchos libros que me han tentado un montón. De hecho a pesar de haberme traído cuatro libros para mí y uno para mi hijo, estuve a punto de coger otro, que finalmente no cogí por eso de "vamos a ver si hay más cosas"... Y al final, me quedé con las ganas. Y lo malo es que no recuerdo ni el nombre del autor, ni el título... Solo recuerdo la sinopsis y la maravillosa portada... Ay madre!!! Bueno seguro que al final algún día me lo encontraré por la blogosfera...

En fin, que los libros que he traído conmigo, como vais viendo por las imágenes son de varias temáticas y formas. Dos clásicos, ambos ilustrados: Un cuarto propio de Virginia Woolf, traducido además por Jorge Luis Borges y Los Watson de Austen, ilustrado por la magnífica editorial Nórdica Libros.

Los otros dos se podría decir que uno de ellos también es un clásico porque es de principios del siglo XX. Retrato de un asesino. Crimen en Navidad de Anne Meredith (que fue secretaria del Detection Club), y uno de Victoria Álvarez, La voz de Amunet. Por lo que he visto en los agradecimientos ha utilizado muy buena bibliografía para documentarse... A ver qué tal se le da una historia sobre el Antiguo Egipto.

En cuanto al juvenil que le compré a mi hijo: Jurásico total III y ¡¡firmado por los autores!! Dedicado a mi hijo, por supuesto, no penséis que lo pedí para mí. Tuve una breve charla con ellos, y me regalaron además un pequeño huevo de dinosaurio para el peque, del que salió un triceratops...

Bueno pues, ¿qué os parecen mis adquisiciones?