viernes, 13 de septiembre de 2019

La dama de blanco de Wilkie Collins

La dama de blanco / Wilkie Collins. — Versión Kindle.

Creo que he llegado a comentar que hace tropecientos años me leí, o intenté leer, La piedra lunar, de este mismo autor, por supuesto, y no llegué a terminarlo. No sé si porque no me gustó el planteamiento, si en aquella época me parecía lento o qué. El caso es que no volví a leer nada de Wilkie Collins y hasta le “cogí manía”, ¡pobre! Como ahora me ha dado por leer clásicos, y me están gustando bastante, me decidí a leer esta obra… ¡¡¡¡Madre mía, madre mía!!! Lo que me había estado perdiendo…

Sinopsis oficial:

« ¿Seguíamos nosotros dos unos caminos separados que nos llevaban hacia un mismo punto del futuro misterioso, donde volveríamos a encontrarnos?»

Walter Hartright se traslada a Limmeridge para dar clases de dibujo a Laura, sobrina y heredera del barón Frederick Fairlie. Sin que ninguno de los dos pueda evitarlo, surge entre ellos un profundo amor, enturbiado por el compromiso de la muchacha con sir Percival Glyde, que solo busca arrebatarle su fortuna. La aparición de una misteriosa mujer, sin embargo, cambiará de forma inevitable el curso de los acontecimientos.

La dama de blanco, inspirada en un hecho real y publicada originalmente por entregas en una revista dirigida por Charles Dickens, ha constituido un éxito ininterrumpido de ventas en todas las lenguas. Todo ello se debe a una trama argumental magníficamente desarrollada, que envuelve al lector en una atmósfera de misterio e intriga; al increíble ritmo narrativo que va imponiendo el autor conforme avanza la historia, y sobre todo a la profundidad psicológica de los personajes y a la gran capacidad descriptiva de ambientes y situaciones.

Impresión personal:

Walter Hartright se dirige hacia su casa una noche cuando se topa con la figura de una dama vestida de blanco que se dirige a él, de forma misteriosa, y le pide ayuda. Walter accede a acompañarla a Londres y dejarla en un lugar, elegido por ella, sin hacerle preguntas. Pocos días después empezará a trabajar en Limeridge dando clases de dibujo a Laura Fairlie, y haciendo una restauración de ciertas piezas de su tío. A partir de aquí comenzará una historia que dará muchas e inesperadas vueltas.

A ver, que quede claro que esto no es una crítica literaria sobre la obra (mis reseñas nunca lo son, por supuesto, simplemente son mi opinión e impresiones sobre la lectura de un libro) pero quiero dejarlo claro con esta obra porque es una de las Obras de La Literatura Universal. Así con mayúsculas.

No sé si daros mis impresiones directamente o dejarlo para el final… Estaaaaaá bien, os lo digo ahora. ¡ME HA ENCANTADO!. No solo me ha encantado, me ha dejado obnubilada y patidifusa…

Nos encontramos con una obra redonda, donde hay una mezcla de géneros impresionantes. Por un lado encontramos una novela costumbrista, sobre todo en sus primeras páginas en la que nos mostrará la sociedad victoriana de la época, lo que se espera de las mujeres y de la posición de cada uno en la sociedad. Esto lo comprobamos a lo largo de la toda la novela, pero será más evidente en sus comienzos. Pero más tarde encontraremos una novela gótica y victoriana, con esos ambientes agobiantes y con un suspense inusitado en el que sabes que algo va a ocurrir pero no sabes qué, cuándo ni cómo (como cuando Walter se encuentra con la dama de blanco o cuando la acción transcurre en Blackwater Park). Y veremos una novela policiaca en el transcurso de las investigaciones que realizará Walter para conseguir sus objetivos. Seguro que hay mucho más que yo no llego a ver…

Pero la novela no es buena por eso, o no SOLO por eso. Es buena por la magnífica creación de unos personajes carismáticos, con una profundidad psicológica muy interesante y con una desarrollada personalidad que nos va a dejar anonadados por el buen hacer del autor. Te enamorarás de todos los personajes, de los buenos, de los malos, de los muy malos, de todos… Me gustaría poder haceros una descripción de cada uno de ellos, pero esta reseña se haría larguísima, solo quiero destacar a Marian Halcombe por ser todo lo contrario al prototipo victoriano. Marian es una mujer inteligente y decidida, una mujer de acción.

Y también es una novela grandiosa por la gran versatilidad que demuestra el autor al reflejar la personalidad de los personajes cuando los convierte en narradores. Porque en esta novela encontraremos narradores en primera persona, pero hay bastantes, y aunque el autor nos va indicando quién es el que cuenta la historia en cada ocasión, os aseguro que si no lo hiciera no pasaría nada porque seríamos capaces de descubrirlo enseguida por lo bien que refleja la personalidad de cada uno en la propia narración…

Y si todo esto no os ha llamado la atención para leer esta novela, a los que no la hayáis leído hasta ahora como yo, encima el enigma y su resolución están tan bien llevados que no deja ni un solo cabo suelto, ni una sola explicación sin contestar y te lo deja todo bien mascadito (pero no de una forma en la que te esté diciendo “como eres tontito te lo explico súper bien para que lo entiendas, no, lo hace de una forma sencilla y elegante).

En definitiva, Wilkie Collins me ha cautivado y me ha ganado para su causa. Estoy deseando ponerme a leer La  piedra lunar para quitarme esa espinita, porque estoy segura de que esta vez no la dejaré a medias…






18 comentarios:

  1. Hola!! Recuerdo que fue la primera novela que leí de este autor y no me gustó nada, también es que mi edad no acompañaba. Ahora, sin embargo, me encanta su obra. ¡Genial reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, a mi me pasó con La piedra lunar, pero a la que le daré una oportunidad después de haber leído esta...
      Un besazo

      Eliminar
  2. Hola.
    No he leído este libro pero tampoco es que me llame mucho, aunque tengo unas amigas que seguro que les gusta.
    Por cierto, acabo de encontrar tu blog, así me quedo por aquí.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carolina, me alegro de que te quedes... Espero que en algún momento de tu vida decidas leerte esta novela, que seguro que te acabará gustando.
      Un besazo

      Eliminar
  3. ¡Olé! A veces, es necesario dar una segunda oportunidad a los clásicos porque quizás los hemos abordado en un mal momento o demasiado jóvenes o sin paciencia. Lo cierto es que la prosa victoriana no siempre es sencilla si no hay una buena traducción por medio, pero en el caso de Collins tenemos sus mejores novelas bien traducidas. Yo he leído "La piedra lunar" y "La dama de blanco", y ambas me gustaron mucho. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad es que le estoy dando una segunda oportunidad a algunos clásicos, y a otros la primera,jeje... y me estoy enganchando a ellos... :)
      Un besazo

      Eliminar
  4. A mí este libro me encanta, fue un regalo que me hicieron hace tiempo y fíjate si me gustó, que lo he leído dos veces, una en su momento cuando me lo regalaron y otra años después en una mudanza cuando de nuevo volví a encontrarme con él, fíjate si me gusta y me alegra que a ti también 😍

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, pues sí me ha gustado mucho, y seguiré leyendo a Collins.
      Un besazo

      Eliminar
  5. LO tengo pendiente desde hace años, pero no había encontrado el momento, se lo he cogido a mi madre de su biblioteca y lo quiero hacer leerlo en breve, antes de que acabe el año. Tal como lo cuentas, creo que me gustará.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ayla, pues sí espero que te guste y esperamos tu reseña.
      Un besazo

      Eliminar
  6. Hola, Nitocris, ya estoy de vuelta en el blog :-)
    De "La piedra lunar" te digo que me lo he releído tropecientas veces, y mira, para el año que viene a lo mejor lo releo de nuevo.
    "La dama de blanco" también me gustó mucho, es que este autor me tiene cautivada. Me alegra que te haya dejado patidifusa y con ganas de más :-)
    Te recomiendo "Armadale", cuando lo leí me dejó un bonita huella.
    Besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anabel, bienvenida de nuevo, espero que las vacaciones te hayan servido para desconectar totalmente.
      Gracias por la recomendación, leeré Armandale y también La piedra lunar, que ya la tengo esperando en el kindle...
      Un besazo

      Eliminar
  7. Bueno, por mis reseñas ya sabes que adoro a Wilkie Collins porque siempre estoy fangirleando, pero si tras la relectura me llegas a decir que este libro no te gusta me hubieses partido el corazón... jajaja. Es una auténtica maravilla, en serio, totalmente redonda y milimetrada en cuanto a personajes, trama, narración, desarrollo y final. Estas novelas siempre se disfrutan mucho más no solo con más años, sino con muchas lecturas a las espaldas, por eso no me extraña que la experiencia haya sido completamente distinta a tu anterior intento.

    ¡Viva Wilkie! jajaja

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, ay que te me has líado!!! jeje... Que el que comencé a leer hace años fue La piedra lunar y no este... La piedra lunar me dio miedo y lo dejé para leer este que no lo había intentado nunca. Ahora al ver que me ha gustado mucho, tengo ganas de ponerme con La piedra lunar porque no creo que me decepcione, o aburra, como la otra vez...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado lo que cuentas y el modo de hacerlo.
    Tengo esta obra desde hace tropecientos años en la estantería, pero cuando voy a ponerme con ella siempre surge algo que lo demora.
    Creo que ha llegado su momento y la culpable has sido tú con esta gran reseña.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, me alegro mucho de que mi reseña te haya animado a ponerte con ella. Seguro que la tuya será de una exahustividad increíble estoy deseando leerla.
      Un besazo

      Eliminar
  10. Uno de mis eternos pendientes!

    Besotes

    ResponderEliminar