martes, 14 de febrero de 2017

Los crímenes del monograma de Sophie Hannah (un nuevo caso de Poirot)

Los crímenes del monograma : un nuevo caso de Hercules Poirot / Sophie Hannah. — 368 p.

Soy una fanática, pero fanática absoluta de Agatha Christie. Cuando vi que se publicaba una nueva novela de Hercules Poirot de la mano de otra autora, a pesar de contar con el beneplácito de sus herederos, no conseguía convencerme de si leerla o no. Soy muy purista y temía, como efectivamente así ocurrió, que acabara por no gustarme. Allá va mi reseña.

Sinopsis oficial:

Londres, 1929. Hércules Poirot está cenando en el café Pleasant cuando una mujer irrumpe en el local y le confía que alguien está a punto de matarla. Le ruega que no investigue, pues con su muerte, dice, se habrá hecho justicia.

Unas horas más tarde, tres personas son asesinadas en un elegante hotel londinense. Poirot no puede evitar involucrarse en el caso, pero, mientras él se esfuerza en ordenar todas las piezas, el asesino se prepara para volver a matar.

Desde la publicación de su primera obra en 1920, Agatha Christie escribió treinta y tres novelas, dos obras de teatro y más de cincuenta historias breves con el personaje de Hércules Poirot. Ahora, por primera vez, los albaceas de su legado han aprobado la creación una nueva novela protagonizada por el personaje más querido de la Dama del Crimen.

En manos de Sophie Hannah, autora de varios bestsellers internacionales, Poirot se sumerge en un misterio ambientado en el Londres de los años 20, un puzle diabólicamente inteligente que solo puede ser resuelto por el talento sin par del gran detective belga y su «materia gris».

«La idea de Sophie para la trama era tan adictiva y su pasión por el trabajo de mi abuela tan fuerte que tuvimos la certeza de que había llegado el momento de escribir una nueva Christie.» Mathew Prichard, director de Agatha Christie Limited y nieto de Agatha Christie.

Impresión personal:

Estamos en Inglaterra en 1929. Poirot es asiduo a un café al que va todas las tardes de los jueves. En una de esas ocasiones una joven con aspecto aterrorizado entra el café. Poirot no puede evitar sentarse con ella y averiguar qué le ocurre. Ella le cuenta que alguien tiene intención de asesinarla y que se lo tiene merecido. Después desaparece. Unas muertes en el Hotel Bloxam que serán investigadas por su amigo Catchpool serán el detonante para que nuestro detective se ponga a investigar.

Iré primero por los aspectos que me han parecido lo mejor de la novela. La ambientación es correcta, y la ubicación de Poirot en una época anterior a la fecha en que lo hace aparecer Agatha por primera vez, puede ser un acierto. La acción se desarrolla no solo en Londres, sino que también sale un pequeño pueblecito de los típicos de las novelas de Christie, en que los habitantes son todos unos cotillas y algo más. Aunque aquí le pongo la pega: esto es más propio de las novelas en que aparece Miss Marple que en las que aparece Poirot, pero bueno no voy a ser tiquismiquis en esto. Los personajes, no hablo de Poirot al que le dedicaré un párrafo aparte, están bien perfilados. Pero en fin, por mucho que me quiero extender no encuentro nada más que añadir a la parte de los “aspectos buenos”.

Ahora iré a analizar los aspectos que no me han gustado nada de la novela. El Poirot que nos dibuja Hannah me parece un personaje demasiado airado. Poirot solo se alteraba con los asesinos y siempre al final de la novela, para no desvelarnos quien era, por supuesto. El detective perfilado aquí no solo es prepotente, Poirot lo era pero de una forma encantadora, sino que parece que siempre está enfadado. No creo que haya conseguido recrear bien al personaje, por lo menos lo que yo recuerdo de él; no basta con hacerle soltar unas cuantas frases en francés.

La historia, la investigación vamos, me ha parecido demasiado enrevesada y liosa una vez resuelta. No me parecen muy buenos los motivos que se aducen para el asesinato. Y eso, en el caso de nuestra querida Agatha, siempre era cristalino.

Puede ser un acierto introducir un personaje nuevo, Catchpool, para ser el nuevo “Hastings” de Poirot y así darle un toque novedoso. Pero el pobre Catchpool, que es inspector de Scotland Yard, aparece como un “tonto muy tonto”. A ver, está bien que haya un personaje que esté perdido y haga las veces del lector para así poder ir desgranando la trama a través de él. Pero no veo muy coherente que Scotland Yard se permitiese un inspector así.

Las pistas que suelta Hannah para descubrir el asesinato parecen ser correctas y acordes con la novela, pero en muchas ocasiones se vuelca más en los aspectos psicológicos, en lo que sienten los personajes, que en los datos reales. Y esto no ocurre en las novelas de Agatha.

Por otro lado hay un gran fallo de traducción. Aquí, por tanto, la crítica no va con la autora, y es que traducen “materia gris” cuando en todos los libros de Agatha Poirot siempre habla de sus famosas “células grises”. Vamos que el traductor/a se podía haber acercado a curiosear un poco, ya que veo que no era un lector asiduo de la Reina del Crimen.

Por lo que habéis leído hasta ahora, y creo que lo he dejado reflejado, no me ha gustado nada la novela. No solo no veo a Poirot en ella sino que encima le he encontrado un gran fallo a la trama, y por primera vez en este blog, y espero que sea la última, voy a hacer spoiler para explicaros mi razonamiento.



¡¡ATENCION COMIENZA EL SOPILER!!

Jennie Hobbs cuenta que Richard Negus ha planeado matar a Harriet e Ida en conjunción con la propia Jennie: uno mata a una y el otro a la otra, como descargo de sus culpas. Y posteriormente Richard matará a la propia Jennie y se suicidará. Así expiaran su “pecado”. Como Jennie no quiere morir, y no quiere que Richard la mate si no cumple con su parte del plan, contacta con Nancy Ducane. Esta le propone convencer a Richard de la necesidad de hacer recaer las culpas también en la propia Nancy. Esperar a que la juzguen y la condenen por asesinato. Y una vez conseguido esto Jennie se suicidaría… Como os digo este es el plan de Nancy y es el que llevan a cabo. Matan a Harriet e Ida y luego Jennie mata a Richard… y aquí viene el GRAN FALLO!!! Una vez muerto Richard no puede saber si Jennie cumplirá lo dicho o no, con lo cual por qué montar todo el número de que las muertes se han producido a partir de las siete y cuarto hasta las ocho, buscar una coartada para Nancy… cuando lo más fácil (ya que nadie ha visto a Jennie por el hotel) es dejar que parezca que Richard ha matado a las otras dos, dejar las dos llaves en el cuarto de Richard, junto con su propia llave, dejar las ventanas cerradas y que parezca que Richard se ha suicidado!!!! ¿Porque supuestamente no entraría en su carácter? Si era lo que pretendían en la primera parte del plan… ese en el que Richard mataría a Jennie y luego se suicidaba… Vamos que no tiene ni pies ni cabeza.

¡¡FIN DEL SPOILER!!



Después de este descubrimiento por mi parte, la novela ya se me cayó como un castillo de naipes…


Como os decía al principio puede que yo sea demasiado purista y no he leído con la mente abierta, aunque os aseguro que lo he intentado así, pero desde luego no he visto mucho de Agatha por ningún lado. Y encima si contamos ya con el fallo de la trama… pues qué queréis que os diga. Primer gato-estrella para esta novela. No creo que lo vuelva a intentar con otra de Poirot de Hannah.




7 comentarios:

  1. Los libros que cogen prestados personajes famosos de otros escritores siempre me provocan sensaciones opuestas. Por un lado curiosidad, notalgia y esperanza de que pueda ser una buena historia, pero por otro lado me generan una gran desconfianza. De este libro he visto más malas opiniones que buenas así que no creo que lo lea, por si acaso me salté tu spoiler que yo soy de cambiar de opinión :-D
    El gato enfurruñado es buenísimo XD XD XD
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí me pasa como a mí, que me puede la nostalgia pero también la curiosidad y al final acabo decepcionada porque soy muy purista y nunca un sucedáneo podrá ser igual que un original.
      Un besazo

      Eliminar
    2. Sí, el gato es maravilloso en cuanto lo ví supe que era idóneo para esto. :)

      Eliminar
  2. Ay, yo piqué, me pudo la curiosidad y me lo compré. Y na da más, porque ahí sigue en la estantería, sin animarme a leerlo. Y es que me temía lo peor, y así parece que es la cosa.
    Creo que ése Poirot tan malhumorado se va a quedar acumulando polvo en la estantería durante mucho tiempo más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es que creo que cada uno tiene que escribir a su estilo, y en este caso, Agatha ya tiene un más que merecido prestigio y sabía como manejar tramas y personajes. Poirot es único, pero manejado por la pluma de Agatha...

    Un besito.
    Yolanda ❤❤❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es algo que no supe entender por parte de los herederos... qué necesidad tenían de "resucitar" a Poirot, porque por dinero no será, supongo que Agatha sigue generando muchísimo... y si era por ver qué tal salía el proyecto... no sé yo... lo malo es que sé que ya hay un segundo... pero con este no me pillan.
      Un besazo

      Eliminar
  4. Agatha Christie sólo hay una y sus casos de asesinatos únicos. No tenía intención de animarme con este libro pero, después de leer tus impresiones, lo tengo cristalino. Prefiero quedarme con el Poirot original.
    Un saludo.

    ResponderEliminar