lunes, 17 de abril de 2017

La casa de las miniatruas de Jessie Burton

La casa de las miniaturas / Jessi Burton ; traducción Carlos Mayor Ortega.  — [Barcelona] : Salamandra, 448 p.

Este es uno de los libros que me compré en la Feria del Libro de Madrid, junto con Los misterios de la gata Holmes, ya reseñado. La verdad es que llevaba casi un año en mi estantería sin que le hiciera un hueco… hasta ahora. La reseña no se ha hecho esperar tanto, jeje.

Sinopsis oficial:

Un día de otoño de 1686, una joven de dieciocho años llama a la puerta de una casa señorial en el barrio más acomodado de Ámsterdam. Nella Oortman se ha trasladado del campo a la ciudad para convivir con su marido, Johannes Brandt, un hombre maduro y distinguido comerciante que habita en la mansión en compañía de su hermana soltera y rodeado de fieles servidores. Como regalo de boda, Johannes obsequia a su flamante esposa un objeto muy de moda entre la gente pudiente de la época: una réplica de su propia casa en miniatura, que Nella deberá poblar con las figuras creadas por una desconocida miniaturista que ha encontrado por azar. Sin embargo, poco a poco, el amable pasatiempo se irá transformando en la clave de una serie de inquietantes revelaciones que conducirán a Nella a desenmascarar los secretos más oscuros de los actuales moradores de la casa —incluido su marido—, arrojando luz sobre los peligros que amenazan la supervivencia de su nueva familia.

Relato vibrante de ambiciones íntimas y sueños traicionados, La casa de las miniaturas logró un formidable éxito comercial en el Reino Unido —más de 100 mil ejemplares vendidos—, fue galardonada con el National Book Award y nombrada Libro del Año por las librerías Waterstones. Con admirable precisión, la autora recrea el ambiente de Ámsterdam a finales del siglo XVII, un mundo áspero y riguroso donde los gremios burgueses se enfrentaban al fanatismo religioso y la intransigencia del poder establecido. Una lectura inolvidable.

Impresión personal:

Nella es una joven de dieciocho años que llega a Amsterdam a ocupar su lugar en su nueva casa como esposa de Johannes Brant. Su matrimonio, realizado por poderes, le ha permitido conocer a su marido, pero no mucho más. Al llegar a la casa recibe la desagradable sorpresa de encontrarse con la hermana de su marido, Marin; Cornelia, la criada deslenguada y Otto, el criado; peculiar tanto por su carácter como por su físico, ya que Otto es negro, algo no muy habitual en la rancia sociedad de los Países Bajos en el siglo XVII. Johannes Bran, comerciante muy apreciado en Amsterdan, está de viaje y, por tanto, no puede recibir a su nueva esposa en su hogar. Este hecho deja a Nella triste, desubicada y muy preocupada. Con el paso de los días el ambiente extraño, cerrado, inquietante y un tanto claustrofóbico comienzan a pesar factura a Nella. Pocos días después, con la llegada de Johannes, Nella recibirá como regalo de bodas una casa en miniatura. Es una réplica idéntica a la casa en la que ha comenzado a vivir. Junto con la casa, Johannes le entrega unos pagarés para que pueda ir amueblándola. Cuando Nella encuentra a un miniaturista y le encarga una serie de figuras, recibe la desagradable sorpresa de encontrar en el paquete, no solo su pedido, sino otras figuras que son un reflejo de lo que ocurre en la casa.

Desde ese momento Nella empezará a obsesionarse con la casa, las miniaturas y lo que el  miniaturista quiere darle a entender con las figuras.

Una novela de misterio, sí, porque no es necesario encontrarse muertes para que haya misterio, en la que viviremos el proceso de transformación  que sufrirá Nella. Pasando de ser una joven insegura a una verdadera matrona preocupada por los suyos.

Son pocos los personajes que pueblan esta novela, pero son tan misteriosos, inquietantes y extravagantes que solo con ellos tenemos suficiente para que la obra nos mantenga pendientes de su lectura. Por tanto no hace falta que os diga que están bastante bien caracterizados.

La autora sabe crear una atmósfera extraña, oscura, tanto en el interior de la casa como en las descripciones del exterior (la ambientación es magnífica en ese sentido). Se percibe el resquemor de la gente en el siglo XVII ante las novedades, extrañas a sus principios y a sus rígidas costumbres.

Según van llegando diversas figuritas Nella va haciendo sus deducciones, que evidentemente irán variando según se desarrollan los acontecimientos.

El narrador utilizado es un narrador omnisciente, aunque creo que aquí tampoco habría estado mal uno en primera persona. Pero es verdad que para ciertas escenas es necesario este tipo de narrador. Aunque sea un narrador omnisciente no vamos a saber más que la protagonista, iremos descubriendo las cosas junto a ella.

Sobre la novela pesa una melancolía acorde con la historia, y el final no desmerece para nada con la línea marcada por Jessie Burton.

Esta es la primera novela de la autora, pero creo que no se aprecia ese detalle por ningún lado. Me parece una novela madura, reflexiva, pero para nada aburrida.

Os animo a conocer La casa de las miniaturas, ¿os gustará lo que encontréis allí?




14 comentarios:

  1. Me has dejado con ganas de leer esta historia a ver si aligero mi lista de pendientes, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que la disfrutes tanto como yo.
      Un besazo

      Eliminar
  2. Has despertado mi curiosidad, me parece súper interesante. Lo anoto para más adelante, tengo que hacerle hueco porque me atrae, la verdad sea dicha.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss!! si es que no tenemos tiempo pa´na´, jeje. Pues nada a ver si te pones con ella y te gusta.
      Un besazo

      Eliminar
  3. La compré hace unos días aprovechando que ha salido en bolsillo y tengo muchas ganas de meterle mano, espero disfrutarla y quedarme con tan buenas sensaciones como tú.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso espero. Ya leeré tu reseña pronto ;)
      Un besazo

      Eliminar
  4. Me gusto mucho léerla. Por todas las cosas que dices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad? es que es una novela especial.
      Un besazo

      Eliminar
  5. Tengo este libro en el punto de mira desde que salió, y por unas cosas o por otras nunca me hago con él (demasiados libros y poco tiempo para leerlos). Además es que las novelas ambientadas en los Países Bajos en los siglos XVII y XVIII me llaman un montón, no sé por qué. Muchísimas gracias por la reseña, me has vuelto a recordar las ganas que tengo de leerlo. Tengo que hacerme con él YA.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es lo malo de tener tan poco tiempo para la lectura, que vamos acumulando y acumulando y al final se nos pasan los libros. Espero que te pongas con él y te guste.
      Un besazo

      Eliminar
  6. En estos momentos no me animo con él, creo que lo voy a dejar pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, también es bueno poder ir descartando libros que si no la lista de pendiente crecería de forma exponencial... jeje.
      Un besazo

      Eliminar
  7. Simplemente con la ambientación (de lugar y de época) me llama la atención y más con lo que encierran las figuras y la casita. Me lo apunto para futuras lecturas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te llame a atención por varias cosas. Espero que te guste cuando te pongas con él.
      Un besazo

      Eliminar