sábado, 29 de abril de 2017

Pan de limón con semillas de amapola de Cristina Campos

Pan de limón con semillas de amapola / Cristina Campos. — [Barcelona] : Círculo de lectores, D. L. 2016. —  414 p.

Leí una reseña muy positiva y admirativa por parte de Xavier Beltrán en su blog Tras la lluvia literaria, así que lo apunté para mejor ocasión. Esta llegó cuando tuve que hacerle un regalo de cumpleaños a mi madre, así mataba dos pájaros de un tiro.

Sinopsis oficial:

Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer.

Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG.

Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos.

Esta novela es una historia sobre la amistad femenina, sobre secretos guardados y recetas de pan olvidadas. Pero, sobre todo, es la historia de unas mujeres que aprenden a decidir, con libertad, sobre su futuro.

Impresión personal:

Anna y Marina son dos hermanas que hace treinta años que no se ven. Anna es una madre de familia acomodada, que vive con su marido y su hija en Mallorca, lugar en el que nació y del que no se ha movido. Marina es una doctora de Médicos sin Fronteras. Y es estando en Etiopia cuando les llega la noticia de una herencia: una casa con su propia panadería y molino panadero. Lo curioso del caso es que ninguna de las dos conoce a la persona que les ha legado esa herencia, María Dolores Molí. Marina tiene que ir a Mallorca a hacerse cargo de la herencia, y vender la casa. Y será estando allí cuando decida investigar la vida de esta mujer. Pero nadie en el pueblo suelta prenda.

Con estos antecedentes todos vemos que se trata de una historia familiar, de mujeres, sobre todo, y de secretos no desvelados. Una historia con todos los tintes para ser una buena novela. Y así lo ha sido, pero le tengo que poner algunas pegas.

Para no dejaros con la intriga os expondré mis pegas primero y luego seguiremos con lo bueno de la misma. Por un lado debo comentar que me han parecido demasiado estereotipados los personajes de Anna y Marina: una mujer muy, muy de mundo y muy abierta, una; y una madre, no muy abnegada, eso es cierto, pero muy de la jet, con sus peculiaridades de mujer con dinero (Botox, compras…) la otra. Puede que la autora utilice este tópico para hacer resaltar los cambios producidos por cada una de ellas a lo largo de la novela, pero al principio de la misma destacan mucho y no me llegó a gustar. Y la otra pega que le encuentro es más relacionada con la trama. Hacia el principio de la novela, más o menos, nos cuentan la historia de Anna: una mujer joven que ha estado intentado quedarse embarazada desde el momento de casarse y que tras diez años de infertilidad, por fin lo consigue. Quizá yo soy muy quisquillosa, ya lo sabéis, pero veo un poco raro que una mujer joven intente durante 10 años quedarse embarazada y no lo consiga. Esperad, esperad, no digo que no sea posible, digo que si al cabo de un par de años de intentarlo y si realmente tienes ganas, no entiendo que no acuda a una clínica de fertilidad para que la ayuden. Sobre todo porque, aunque lo cubre la seguridad social, ella tiene dinero suficiente para irse a la privada. Y para más inri, no solo no va a la clínica de fertilidad sino que consigue quedarse embarazada ¡diez años después! Esto sí que me parece imposible y muy traído por la manga por la autora. Si una mujer joven no es capaz de quedarse embarazada, me parece muy, muy improbable que lo consiga sola diez años después. Creo que la autora debería habernos dado una explicación.

Bueno pues ya dicho lo que me traía de cabeza, ahora iremos a por lo positivo de la obra. Es una novela bastante buena, sobre todo al final. Una novela de mujeres, ya que los personajes femeninos son los que tiene mayor protagonismo y los que están mejor dibujados. Incluso Anita, la hija de Anna tiene una buena personalidad. En cambio los personajes masculinos están muy desdibujados y además son un complemento a los femeninos.

La ambientación es magnífica, tanto en Etiopía, como en Mallorca. A veces te ves paseando por esos sitios tan maravillosos.

La trama evoluciona muy bien y la tensión va creciendo a medida que vemos lo que les va pasando a estas dos mujeres, bueno tres, ya que también nos acabaremos interesando por Anita.

Los capítulos empiezan todos con el título de una receta de repostería asociado a una característica: la amistad, la familia, etc. Y, además, incluye la receta completa de postre o pan en cuestión. Me parece algo muy original.
El secreto se va desvelando poco a poco, y aunque pueda parecer predecible, en esta ocasión, no lo he visto venir del todo.

El final de la historia es coherente con toda la trama. De hecho el primer capítulo es realmente el final de la historia, pero lo  olvidas a medida que avanzas en la lectura, y solo cuando estás llegando al final es cuando dices… ay caramba, ya recuerdo…

En definitiva, una bonita historia de mujeres, en la que se trata también temas interesantes como la adopción, el cáncer y, en definitiva, todas esas cosas que le suceden a uno en la vida.







16 comentarios:

  1. Hola carinyet!
    A diferencia de ti leí una reseña que le ponía muchas pegas, pero aún así la curiosidad me hizo buscarlo...luego se me fue de la cabeza, hasta ahora. No estoy muy segura sobre ella...lo dejo pasar de momento.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que al principio me pareció muy estereotipado, sobre todo los personajes, pero luego va mejorando. Si no te llama, déjalo para otra ocasión. Un besazo

      Eliminar
  2. Me gusto léerla. Me pareció muy emotiva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, emotiva, sí que es... pero es verdad que al principio le vi unos pequeños fallos.
      Un besazo

      Eliminar
  3. Hola!

    A mí me gustó mucho, es de esas novelas que cada vez que la ves en algún sitio te trae buenos recuerdos.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo esperaba más de ella, la verdad. Pero me alegro de que a ti te haya dejado un buen gusto.
      Un besazo

      Eliminar
  4. A mí me gustó mucho, me dejó un poso muy amable. Es cierto que al principio tuve un poquito esa sensación de cliché que dices respecto a los dos personajes, pero creo que luego se me olvidó y todo, porque me encariñé mucho con ellas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo, es la misma sensación que tuve yo.
      Un besazo

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    No conocía este libro pero me ha llamado mucho la atención, creo que me gustaría, además tiene una portada preciosa, me lo apunto. Gracias por la reseña :). No conocía tu blog y lo he seguido, ¿pasarías por el mío y si te gusta te quedarías en el?.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arual, me alegro de que te haya gustado la reseña y te haya acercado un libro que no conoces. Espero que te guste. Claro, me pasaré por tu blog a conocerlo.
      Un besazo

      Eliminar
  6. No conocía este libro y, aunque el misterio de saber quién es la mujer que les deja la herencia es tentador, hay algo que no me termina de convencer así que no creo que me anime con él.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, ya sabes que si no te llama es mejor dejarlo. Hay muchos libros ahí fuera... jeje.
      Un besazo

      Eliminar
  7. Es un libro que he pospuesto, si que he oido que es bueno pero no termino de animarme. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada ya le llegará el momento.
      Un besazo

      Eliminar
  8. Hola Paloma,
    ¿Sabes que vivo a 20 minutos de Valldemossa?
    Para mí fue historia que sentí muy cercana. Una vez leído me fui para Valldemossa y realicé una pequeña ruta literaria... pasé por el pequeño hotel rural (qué existe) y me metí dentro de Can Molinas para pedir una coca de patata (el pan de limón es ficticio) y allí me explicaron que la autora estuvo para documentarse ... casi todos los sitios que se mencionan también son reales y representan lugares con encanto aquí en Mallorca...
    Ya te digo, para mí fue una lectura especial por lo que representa... ;)

    ResponderEliminar
  9. Pues que suerte,me imagino que leer algo del lugar que conoces debe ser algo increíble... Me alegro de que pudieras disfrutar de algo así.
    Un besazo

    ResponderEliminar