martes, 7 de junio de 2016

El pasajero 23 de Sebastian Fitzek

El pasajero 23 / Sebastian Fitzek ; traducción de Nuria Villagrasa Valdivieso. — 1 ª ed. — Barcelona : Ediciones B, 2015. — 389 p.; 23 cm.

¿Tenéis pensado hacer un crucero? Yo que vosotros me lo pensaría. O por lo menos dejaría esta lectura para después del viaje. Claro que si sois de los que os gustan las emociones fuertes, entonces leedlo durante el viaje y ya me contaréis…

Sinopsis oficial:

Martin Schwartz, psicólogo de la policía, perdió hace cinco años a su mujer y a su hijo durante unas vacaciones en el crucero Sultan of the Seas. Nunca se supo con certeza lo ocurrido. Martin no ha logrado recuperarse y busca refugio en su trabajo como agente encubierto en operaciones suicidas.

En el transcurso de una misión, recibe la llamada de una anciana dama algo extravagante, que se presenta como autora de novelas de suspense. La mujer afirma que existen pruebas relacionadas con la desaparición de la familia de Martin, y urge a este a que vuelva a embarcarse en el Sultan. Él, que había jurado no volver a poner un pie en un barco, acata sus indicaciones y se entera de que una niña desaparecida semanas atrás en el Sultan ha aparecido… con el osito de peluche del hijo de Martin bajo el brazo.

Un crucero es una pequeña ciudad en la que todos los años desparecen decenas de pasajeros: el lugar para el crimen perfecto.

Impresión personal:

Martin Schwartz, policía que trabaja de agente encubierto, recibe una llamada inquietante. Una anciana le llama desde el barco crucero “Sultan of the Sea” para comunicarle que ha reaparecido una niña, a la que daban por muerta, con el osito de peluche de su hijo que murió 5 años antes en ese mismo barco junto con su madre. Martin, que no pensaba volver a subir a ese crucero, no puede evitar ir allí para averiguar qué sabe la anciana. Una vez allí se embarcará en una investigación contrarreloj para descubrir qué ha ocurrido antes de que el barco llegue a un nuevo puerto.

Por otro lado la ahijada del capitán del barco ha subido a bordo con intenciones suicidas… ¿llegarán a tiempo de salvarla?

La novela es inquietante y claustrofóbica. La verdad es que no poder moverte de un barco en el que suceden cosas extrañas da un poco de “canguis”. La historia principal, junto con la trama del suicidio de la ahijada del capitán, está muy bien llevada y cohesionada. Los personajes son extraños y enigmáticos, la mayoría de ellos con caracteres muy bien perfilados.

En principio Martin debe intentar hablar con la pequeña para averiguar dónde estuvo y qué le ocurrió, con el fin de averiguar de dónde ha sacado el osito de su hijo. El problema está en que la niña está traumatizada y no habla. Martin, que también es psicólogo, debe intentar llegar hasta ella. Mientras tanto alguien intenta acabar con él. Todo esto supone un reto para el avispado policía que debe recurrir a todos sus recursos (disminuidos debido a un problema de salud provocado por su última misión) para poder llegar a buen puerto. Y nunca mejor dicho, jeje.

La ambientación es opresiva y asfixiante, sobre todo en algunos momentos en concreto, como cuando te mete por las “tripas” del barco. El propio autor comenta que no es muy fácil encontrar planos de las partes más recónditas de los barcos crucero.

El móvil, o las motivaciones, que tiene el asesino son asimismo inquietantes; te dejan con mal sabor de boca, por así decir. No es que no puedan ser reales sino que no estamos acostumbrados a ver esa faceta en concreto y por ello llama más la atención. Me gustaría poder especificaros más pero ya implicaría desvelaros más de lo debido.


La resolución de la trama es coherente y está bien explicada, aunque bien es cierto que si nada más terminar la novela te quedas pensando que es una novela redonda, cuando luego reflexionas un poco sobre ella te das cuentas de pequeños detalles que, a mí personalmente, no me encajan bien. Son detalles más bien nimios y que yo, por lo perfeccionista que soy, me gustaría  que estuvieran mejor encajados. O por lo menos, desde mi punto de vista, a mí no me llegan a cuadrar. Pero que esto no os quite las ganas de leerla porque esta sí es una novela de las que te atrapa y no puedes soltarla hasta llegar al último capítulo. Una novela escalofriante por el lugar donde se desarrolla: todos asociamos un crucero con lujo, diversión, relajación…, y encontrarte de repente con un asesino, muertes etc. en un lugar ideal te deja descolocado.


Por tanto, y como decía al principio, leed esta novela, leedla en casa pensando en el próximo crucero que hagáis, leedla en el propio crucero (y estaréis mirando por encima de vuestro hombro cada cierto tiempo, jeje), o leedla en el campo, pero leedla. Os gustará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario