martes, 27 de marzo de 2018

Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos de Rodrigo Muñoz Avía


Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos / Rodrigo Muñoz Avia. — Versión Kindle.

Llegué a este libro por la recomendación de una amiga, no bloguera en este caso, que me decía que se había reído mucho con él. Yo no soy de reír mucho con los libros, pero entre que me apetecía divertirme y comprobar si acababa riendo o no, y que me enteré que salía un gato (otro más para mi reto, jeje…) me lancé a su lectura… Si queréis saber cómo acaba la historia seguid leyendo.

Sinopsis oficial:

Rodrigo Montalvo es el colmo de la placidez. Sus hijos, su mujer y su gato le quieren con locura. Trabaja, con muchísima moderación, en la empresa de su padre y vive en un gigantesco chalet. Y, además, es un hombre feliz. O al menos, eso ha creído siempre.

Hasta que un buen día un psiquiatra, cuñado suyo para más señas, empieza a hacerle dudar. Y el mundo cae sobre su cabeza. Nuestro héroe quiere saber qué le pasa, y visita las consultas de psicólogos, psiquiatras, hipnotizadores y curanderos, que aportan soluciones desternillantes y, por supuesto, no dudan en saquear su cartera. Pero la mayor sorpresa no llegará hasta el final, y vendrá de quien menos lo espera...

Rodrigo Muñoz Avia consigue hacernos reír y pensar al mismo tiempo. Su novela Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos nos recuerda entre sonrisas que, más que intentar estar bien de la cabeza, la mejor meta para nuestras simples vidas debería ser vivir contentos y hacer un poco más felices a los demás.
Impresión personal:

Rodrigo Montalvo Letellier es un directivo de una empresa de ascensores que es feliz. Vive con su familia: su mujer, sus dos hijas y su gato Arnold. Pero un buen día, mientras estaba en una reunión familiar, su cuñado Ernesto, psiquiatra de profesión, le comenta que tiene un problema, y que si quiere él puede atenderle. Desde el momento en que Rodrigo acude a la cita con su cuñado, su vida cambia (¡ay que peligro tiene los cuñados!), y comenzará un periplo de visitas a psiquiatras, psicólogos, psicoterapeutas, naturópatas y demás congéneres que le llevarán a descubrir un sinfín de trastornos y enfermedades.

Escrita en clave de humor, esta novela nos cuenta las vicisitudes por las que pasa Rodrigo después de un breve encuentro con su cuñado Ernesto, el psiquiatra. El narrador, por tanto, será el propio Rodrigo y lo hará desde su experiencia en primera persona, lo que hará que conectemos con él y sintamos todos los apuros y agobios por los que va pasando.

Rodrigo tiene una familiar peculiar, aunque si lo pensamos, todos tenemos un familiar peculiar (siempre habrá un cuñado, padre, hermano, etc. que dará la nota en la familia), que le apoyará, o no, en su periplo.

Según va acudiendo a diferentes “especialistas” sus problemas no solo no desaparecen sino que parece que van aumentando. Me lo pasé especialmente bien con el psiquiatra argentino amigo de su cuñado.

Y sí, para sacaros de dudas, sí debo deciros que he reído a carcajadas con esta novela. De hecho iba en el trasporte público y he llegado a pensar que la gente me creería una loca por las carcajadas y las lágrimas que me ha supuesto la novela.

El pobre Rodrigo lo pasa fatal, y su apuro será nuestra diversión. Su vida irá cambiando paulatinamente, y si queréis saber cómo acaba todo esto tendréis que leer la novela porque yo no os lo voy a decir.

En definitiva, una novela divertida, graciosa, que se lee fácilmente y muy buena para “desengrasar” o para esos momentos en que estamos un poco más bajos de moral. Seguro que si la leéis veréis que vuestra vida no está tan mal…

Gracias Carmen por la recomendación.




12 comentarios:

  1. Lo leí no hace mucho y la verdad es que me gustó más de lo que pensaba, no me ha apasionado pero me entretuvo.

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una novela que sirve para entretenerte y divertirte. Yo me reí mucho.
      Un besazo

      Eliminar
  2. Estos tres gatejos de puntuación final me dicen que aunque el libro está graciosete no es ninguna gran cosa, así que no sé, tengo tanto pendiente que creo que de momento no me lo llevo. Ya veremos más adelante (es que en algún punto hay que decir que no, que esto es un sinvivir... jajaja).

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que como digamos que sí a todo no podremos leerlos todos,jeje...
      Pero este lo puedes reservar para momentos en que estés un poco depre, porque seguro que te levanta el ánimo.
      Un besazo

      Eliminar
  3. Buenas.
    Mira que me suelen llamar la atención los libros divertidos pero, en este caso, me echa para atrás tanto psicólogo, psiquiatra y demás gremios así que lo voy a dejar pasar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, pues si te llaman la atención los libros divertidos te recomiendo este, porque la verdad es que aunque él va a visitar a un montón de personas de ese gremio en la novela solo relata su encuentro con tres no más... y los demás los nombra de pasada. De verdad que me reí mucho.
      Un besazo

      Eliminar
  4. Pues sí que tiene pinta de ser divertida, y no la conocía! Así que descubrimiento que me llevo. Normalmente los libros de humor no van conmigo, me refiero a que es un género que esquivo (Salvo si son de Safier, que ahí me tiro de cabeza) pero con éste me has dejado curiosidad. Suena desternillante, te doy toda la razón. ¡Ya tengo ganas de saber qué le cuentan al bueno de Rodrigo!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te guste. A mí tampoco me suelen gustar los libros de humor (es un género muy particular, muy diferente para cada persona), a mí por ejemplo los de Wilt no me gustan nadad de nada, o incluso Safier (aunque la verdad solo me leí Maldito karma, lo leí hace mucho tiempo y no lo recuerdo bien) pero creo que aunque no me desagradó tampoco llegó a gustarme mucho) :)
      Ya me contarás.
      Un besazo

      Eliminar
  5. No me llama lo suficiente la atención como para darle una oportunidad. Besos y gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar. No siempre nos puede gustar todo y ¡menos mal! jeje...
      Un besazo

      Eliminar
  6. Pues parece muy buena opción para reír un rato :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que yo he reído a carcajadas... ;)
      Espero que te pase igual.
      Un besazo

      Eliminar