martes, 27 de febrero de 2018

Siempre hemos vivido en el castillo de Shirley Jackson

Siempre hemos vivido en el castillo / Shirley Jackson. — Versión Kindle.

Esta es una obra que he estado viendo por la blogosfera en varias ocasiones, calificada como de terror gótico me picaba mucho la curiosidad. Encima me enteré que había un gato por ahí pululando, y eso hizo que me animara a adelantar su lectura. Os indico desde ya que mi opinión va a desentonar de las otras, y no creáis que será para mal.

Sinopsis oficial:

«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.» Con estas palabras se presenta Merricat, la protagonista de Siempre hemos vivido en el castillo, que lleva una vida solitaria en una gran casa apartada del pueblo. Allí pasa las horas recluida con su bella hermana mayor y su anciano tío Julian, que va en silla de ruedas y escribe y reescribe sus memorias. La buena cocina, la jardinería y el gato Jonas concentran la atención de las jóvenes. En el hogar de los Blackwood los días discurrirían apacibles si no fuera porque algo ocurrió, allí mismo, en el comedor, seis años atrás.

Impresión personal:

Merricat Blackwood vive con su hermana Constance y su tío Julian en la casa familiar, los tres solos desde que seis años antes murieran el resto de sus familiares envenenados. Constance no sale de casa desde entonces, el tío Julian está recluido en una silla de ruedas y Merricat, Mary Katherine, será la que se encargue de bajar al pueblo y realizar las mínimas compras. En el pueblo el ambiente creado alrededor de ellas es de hostilidad…

La narración de la novela es a cargo de Merricat, una joven de dieciocho años un tanto peculiar. Es un acierto la elección del narrador porque todo lo veremos desde su perspectiva, y será la que dé el toque inquietante a esta novela.

Merricat es extraña, salvaje, indómita y un tanto infantil, a pesar de sus dieciocho años. Para ella su casa es su castillo y tiene una serie de rutinas establecidas de las que no le gusta que le aparten… Por eso cuando aparece en su vida un nuevo personaje la cosa comienza a precipitarse.

Me parece un gran acierto que se cree una novela en la que toda la trama se circunscriba a tres personajes, los demás que aparecen son solo un aderezo a la historia. Pero no solo es un acierto, es que me parece de una gran maestría que consiga engancharnos solo con estos tres personajes.

La atmósfera creada por la narración es inquietante y misteriosa, pero no tan oscura como yo pensaba después de haber leído unas cuantas reseñas. El personaje de Merricat ha conseguido “abducirme” y no solo he sufrido con ella, sino que todo lo que me contaba me parecía de una verdad absoluta… (naif que es una…).

Sirley Jackson construye un mundo en el que todo es intenso, tanto la maldad como la ingenuidad, la brutalidad y la compasión… Los personajes son perfectos en su imperfección, extravagantes, extraños, obsesivos…

La relación de Merricat y su hermana es sumamente especial, tanto en su obsesión, como en su permisividad… Y, por supuesto, habrá un momento en que esa relación encuentra una brecha que puede hacer que esta cambie definitivamente.

Para concluir, es cierto que es una novela inquietante, extraña, pero no sé por qué pensaba encontrar más elementos sobrenaturales, góticos, terroríficos (en plan de sobresaltos, ya que miedo hay en toda la novela). Seguramente mi lectura haya sido más superficial que las de otras personas, y me he perdido un trasfondo más erudito. Aun así debo deciros que me ha encantado y la recomiendo encarecidamente.


viernes, 23 de febrero de 2018

Agatha Raisin y los paseantes de Dembley de M. C. Beaton

Agatha Raisin y los paseantes de Dembley / M. C. Beaton. — Versión Kindle.

Hace poco reseñé en el blog el anterior libro de esta serie, así que ya conoceréis un poco a la querida Agatha (que digo yo, ¿el nombre le vendrá en homenaje a su famosa homóloga escritora?). Como tenía la posibilidad de leer esta entrega me lancé sin dudarlo. En esta ocasión, además, viene con un relato corto en el que vemos el “primer caso” que resuelve Agatha cuando era joven e iniciaba su carrera de relaciones públicas.

Sinopsis oficial:

Después de un tiempo, Agatha Raisin regresa a Cotswold, su querido pueblo en Carsely, y a los encantos de su apuesto vecino, James Lacey. La verdad es que James no parece muy encantado de verla, pero Agatha pronto encuentra distracción en un asesinato sensacional.
La víctima, que aparece semienterrada en un sembrado, es la joven excursionista Jessica Tartinck, que pasó su vida irritando a los terratenientes al reclamar sus derechos de paso. Agatha no ceja en la esperanza de implicar al reacio James en su investigación. Hay tantas pistas a seguir... desde los compañeros de caminata de Jessica, hasta los propietarios de las tierras, todos parecen capaces de cometer un asesinato...
Y además, relato exclusivo con el primer caso de Agatha Raisin donde descubrimos a una joven ambiciosa y con una autoestima a prueba de chascos, que solo quiere huir de una infancia pobre y un matrimonio desastroso. Cuando, a través de su empleo de relaciones públicas, se tropieza con un asesinato, Agatha decide abandonar su trabajo para demostrar que el hombre que todos creen culpable es, en realidad… ¿inocente? Las pesquisas la llevarán a cambiar de aspecto para infiltrarse en un club de lesbianas, pero no vamos a contarte más. Lo único que has de saber es que esta es la primera vez que un policía se hará esta pregunta: ¿cómo esa mujer tan irritante es capaz de resolver un caso sin hacer otra cosa que dar palos de ciego?

Impresión personal:

Esta vez Agatha se embarca en una investigación de asesinato por encargo de su vecina de Carsely la señora Mason. Su sobrina Deborah vive en Dembley y forma parte de un grupo de excursionistas que se dedican a reivindicar el derecho de paso de las tierras de los terratenientes. Cuando la jefa de expedición es asesinada y el sospecho resulta ser sir Charles, amigo de Deborah, esta decide pedir ayuda a la señora Raisin. Ella y su vecino, James Lacey, irán a Dembley a desentrañar lo ocurrido.

Como os comentaba en la reseña anterior esta es una serie de misterio muy “amable” en la que lo principal a destacar son los personajes y sus relaciones entre ellos, y la evocación de la vida en los pueblos ingleses.

En esta ocasión Agatha, que vuelve de Londres después de pasar seis meses allí, encuentra que la gente de Carsely la ha echado de menos. No ocurre lo mismo con su querido James... Pero un nuevo caso asoma por el horizonte y Agatha embarca a James a investigar con ella.

Encontraremos situaciones divertidas entre Agatha y James que harán las delicias de sus seguidores. Su relación evolucionará, evidentemente, y la resolución del caso será, como siempre ocurre con Agatha Raisin, de la forma menos esperada. Eso sí las pistas están ahí para quien quiera ver…

No puedo añadir mucho más a esta reseña de lo que ya puse en la anterior, porque se desarrolla en el mismo ambiente, aunque cambiemos de pueblo. Y los personajes serán más jóvenes, en esta ocasión, pero los protagonistas principales segurián siendo James, Agatha y Bill Wong, que en esta ocasión no le pondrá pegas a que Agatha meta sus narices.

En cuanto al relato breve que viene incluido veremos a una Agatha más joven, en los inicios de su carrera. Podremos comprobar cómo comenzó a forjarse su carácter duro pero sin perder ese punto de incertidumbre que le caracteriza. El relato en sí, al ser tan breve, parece demasiado precipitado y abrupto. Se podría haber alargado un poco más y no habría pasado nada, pero creo que la intención de la autora es otra, y está relacionado con el matrimonio de Agatha (no puedo comentar más para no hacer spoiler).

En definitiva, que los seguidores de Agatha Raisin la leemos más que por los casos que resuelve por seguir las andanzas de su vida personal. Una novela deliciosa que te deja con la miel en los labios…

martes, 20 de febrero de 2018

Viaje al centro de mis mujeres de Alicia Dominguez

Viaje al centro de mis mujeres / Alicia Dominguez. — Versión Kindle.

He leído muchas reseñas positivas en la blogosfera de esta novela. Y además ha sido una de las propuestas hechas por Mis lecturas y mis cositas para el reto Serendipia Recomienda, así que ha sido una de las elecciones para este reto. Veamos mis impresiones.

Sinopsis oficial:

Tras la ruptura con su pareja, Lola recibe la trágica noticia del suicidio de un hombre cuyo desahucio ella ordenó. Su prima Sara, fotógrafa y activista del 15M, es imputada por ocupar un edificio público en Cádiz. Sus destinos volverán a encontrarse en un viaje a Portugal en el que ambas intentarán dejar atrás sus particulares demonios.

En este viaje, lleno de sorpresas y fascinantes encuentros: un anciano centenario que cuenta historias fabulosas; una fadista, a la que su padre y su marido prohibieron cantar; un homosexual, con un insólito pasado, que viaja con su pareja y sus dos hijos; un echador de cartas que despierta en Lola una pasión largamente dormida y la seductora propietaria del hostal La Menuíta, un lugar donde «verdaderamente se calma el dolor», Lola y Sara descubrirán lo que son y lo que fueron las mujeres que las precedieron, cuyas energías aún llevan pegadas a la piel.

Viaje al centro de mis mujeres es una novela magníficamente construida, con personajes muy bien delimitados psicológicamente, que habla de valentía, perdón, amor y compasión, únicas herramientas capaces de liberar la poderosa energía que bulle en nuestro interior. Es también una historia mágica, contada con agilidad y frescura, de secretos familiares que arañan por dentro; de justicia social y de mujeres valerosas capaces de sacudirse sus fantasmas, reconciliarse con el pasado y tomar las riendas de su vida. Y como telón de fondo, la belleza sencilla y prodigiosa de Portugal, escenario en el que cada rincón se convierte en un escondite donde encontrarse a sí mismo y donde disfrutar de la sensualidad de la música, la comida y la bebida, porque, al fin y al cabo, lo importante es sentir; lo demás son alrededores...

Impresión personal:

Lola está deprimida por la relación que mantiene con Ernesto; duda entre acabar con ella o no. Al mismo tiempo se entera de que uno de los clientes de su banco, al que acaba de denegar ella misma la renegociación de su hipoteca, se ha suicidado. Esto hace que Lola se plantee muchas cosas. Como Lisboa es su ciudad de referencia decide volver allí para intentar reencontrarse a sí misma. A este viaje se le unirá su prima Sara, una activista del movimiento 15 M, que también está buscando su sitio.

Esta es una novela intimista en la que se nos propone un viaje tanto personal como geográfico. Lola y Sara saldrán desde Cádiz, su ciudad, para dirigirse a Lisboa. Durante el camino reflexionarán sobre la vida, la economía, la crisis, la familia, conocerán nuevos amigos y nuevas experiencias que les servirán para ampliar sus horizontes y sus perspectivas.

Tengo que decir que creo que voy a ser la nota discordante en la opinión generalizada sobre esta novela. Y es que, aunque me ha gustado, no ha llegado a tocarme el corazón, y he encontrado algunas cosas que no me han gustado mucho. Pero claro, como siempre, esta esta una opinión y una visión muy personal de la novela.

Los personajes de Lola y Sara no han llegado a conectar conmigo del todo. Lola parece un personaje de los años sesenta y no una mujer del siglo XXI. Me parece un tanto retrógrada en algunas de sus ideas. Puedo entender que ella no se atreva a “entrarle a un chico”, pero que lo vea como algo raro cuando lo intenta Sara me parece muy anticuado para una mujer de nuestro tiempo. Sara, en ocasiones, parece que es una adolescente, sobre todo cuando la presenta al principio de la novela, y no una mujer de veintiocho años (creo que más o menos rondaba por esa edad) que son los que realmente tiene. Más adelante vemos que su personaje encaja más en el perfil descrito.

Es verdad que al ser un viaje, tanto personal como geográfico, tiene que haber descripciones de los lugares por los que pasa, pero a mí se me hizo un poco excesivo (esto ocurre, sobre todo, al principio de la novela, luego ya entra en materia y la cosa mejora).

Y finalmente, para acabar ya con lo que menos  me ha gustado de la novela es ese aire moralizante que sobrevuela sobre ella. Esas reflexiones filosóficas que se marcan entre Lola y Sara (que menos mal que un momento dado nos da dos versiones contrapuestas de la crisis y le resta una pizca a esa moralina que nos presenta en la obra), me han parecido demasiado directas… no sé, no he llegado a conectar.

Lo bueno, para mí, comienza cuando llegan a Lisboa, y sobre todo lo que ocurre en Lagos. Ahí la novela se pone más interesante, el personaje de Lola cobra más sentido, va variando su perspectiva de la vida y sus prioridades y valores… Ahí es cuando se hace más cercana y podemos empatizar más con ella.

La novela está muy bien escrita, con un lenguaje claro y fluido que consigue conectar con nosotros. Como decía anteriormente lo mejor viene hacia la mitad de la novela. Ahí dejaremos las descripciones, las conversaciones “trascendentales” y surgirá la conexión con el corazón, tanto el de Lola como el del lector. El final, no sé si muy previsible o no, al menos era lo esperado y lo acorde con la narración. En definitiva, una novela intimista, que se acerca al interior de una mujeres en crisis que necesitan un revulsivo para dar  un cambio a su vida.

viernes, 16 de febrero de 2018

Flores para la señora Harris de Paul Gallico

Flores para la señora Harris / Paul Gallico. — Versión Kindle.

Estuve viendo este libro en varios blogs amigos y conseguí hacerme con él. Se podría decir que es una novela feelgood por la forma en que se desarrolla, por el estilo, porque según lo lees la sonrisa no abandona tu cara, pero tiene un final agridulce (que yo creo que no está dentro de la línea del feelgood) que a mí me ha encantado porque le da un toque más realista aún.

Sinopsis oficial:

La señora Harris, una viuda de cierta edad que se dedica a limpiar casas de la clase alta londinense, descubre un buen día, en el armario de una de sus más ricas clientas, un par de vestidos de Dior que la dejan cautivada. Contra todo pronóstico, decide que ella quiere −necesita− uno de esos vestidos, aunque nunca vaya a tener ocasión de llevarlo. Cuando se entera del precio, en lugar de venirse abajo, empieza a ahorrar para conseguir su objetivo e inicia así un largo proyecto que, al cabo de dos años, acabará llevándola a París. «Este libro está dedicado con cariño a las valientes e indispensables señoras de la limpieza que año tras año adecentan las Islas Británicas» PAUL GALLICO

Impresión personal:

La señora Harris es la típica mujer de la limpieza inglesa: dura, pragmática, con los pies en la tierra, pero al mismo tiempo es vitalista y optimista por naturaleza. Durante una de sus tareas en casa de una de sus clientas descubre por casualidad un vestido de Dior. La magnífica visión de tal obra de arte deja a la señora Harris embobada, y surge en ella el deseo de poseer algo tan bonito y especial. Ni siquiera el desorbitado precio hará que la señora Harris ceje en su deseo. Así que decide apretarse el cinturón, pero mucho, mucho, y conseguir ahorrar lo suficiente como para poder pagar el billete a París, ir a la casa Dior y adquirir una de esas maravillas.

Como comentaba al principio de la reseña esta parece una novela feelgood por el estilo, tanto narrativo como lingüístico, pero al mismo tiempo es algo más. Es conocer la sociedad inglesa a mediados de los años cincuenta (realmente no hay una fecha que nos determine en qué época está ubicada, pero por cierto detalle del final de la novela te hace sospechar que es poco después de la Segunda Guerra Mundial), el tesón de la clase trabajadora, la relación con la alta sociedad (alguna de las clientas de la señora Harris son ladies) y la relación de amistad entre la señora Harris y su vecina, y amiga, la señora Butterfly.

La ambientación, la trama, el lenguaje utilizado, todo, me ha parecido extraordinario. Las páginas volaban ante mis ojos, y la sonrisa era la característica especial que reflejaba mi cara según pasaban las líneas ante mí.

El narrador es omnisciente y el estilo no se caracteriza por tener muchos diálogos, de hecho hay bastante pocos, pero no eran necesarios porque aquí lo que importaba era conocer a la señora Harris. Sus avatares, su anhelo, su tesón… todo ello dibujado con un lenguaje tan preciso y tan acertado que parecía que lo estabas viendo ante ti.

Os puedo decir que esta novela me ha durado entre las manos veinticuatro horas. Veinticuatro horas en las cuales he conocido los obstáculos a los que se enfrentaba la señora Harris para cumplir sus deseos, cómo conseguía ganarse a la gente que se cruzaba con ella, y cómo ese hecho lograba que la vida de los demás tuviera también una mejora sustancial.

En el libro encontraremos un pequeño toque que se podría considerar machista si lo observamos desde la óptica de los hombres y mujeres del siglo XXI; pero que ubicándolo en el contexto adecuado, mediados del siglo XX (ubicación tanto de la trama, como de la época en que fue escrita) se puede perdonar y comprender perfectamente.

El final es realmente magnífico. Yo tenía miedo del final; según iba llegando no sabía cómo lo  iba a resolver el autor para que no desentonara con el resto de la novela, y debo decir que aunque es un final agridulce es realmente ma-ra-vi-llo-so. Un final redondo para una novela redonda.


lunes, 12 de febrero de 2018

II Aniversario del blog y ¡sorteo!

¡¡Bueno, bueno, bueno, pues aquí estamos!! Segundo añito con vosotros, y qué corto se me ha hecho. La verdad es que cuando empecé con el blog no pensé en la de amigos que iba a encontrar, la de libros que iba leer y reseñar y la de retos que íbamos a cumplir juntos.

Si cumplir un año me pareció imposible, este segundo aniversario, me parece un sueño. Así que he decidido hacer un sorteo para celebrarlo.

Voy a sortear Elcódigo secreto de Dios de Gonzalo Peña Castellot. Lo malo es que este sorteo tiene un hándicap: que este es el segundo libro del autor, y yo creo que se debe leer el primero antes para no chafarse uno u otro… ¿Entonces por qué no sorteas El sarcófago de Menkaura? Ay amigos míos… es que solo dispongo de ejemplares del segundo ¡qué se le va a hacer!

Para apuntaros al sorteo disponéis desde hoy hasta el 4 de marzo, el día 5 publicaré el ganador. Daré 48 h. (siguiendo vuestro ejemplo, que a veces es bueno aprender de experiencias ajenas), y si no se pone en contacto conmigo el ganador, se lo llevará el siguiente. El envío correrá de mi cuenta y no me haré responsable de su pérdida. Por eso os pido que solo os apuntéis los tengáis dirección postal en España.

El único requisito que pido para participar en el sorteo es que seáis seguidores del blog. Nada más… (Bueno, y ya sabéis no valen blogs que sean solo de sorteos... )

Pues eso es todo. Si queréis apuntaros hacerlo en los comentarios para que pueda teneros localizados… 

Participantes:
1. María Vázquez
2. Judith Rodriguez
3. Marina Córdoba
4. Las Inquilinas de Netherfield

sábado, 10 de febrero de 2018

La escritora de Carmen Conde

La escritora / Carmen Conde. — Versión Kindle.

Hubo un boom en la blogosfera con esta novela, y hubo un momento en que todo el mundo hablaba de ella. Yo preferí dejarlo pasar y la traigo ahora a mi espacio.

Sinopsis oficial:

Cuando Lucrecia recibe el encargo de convertirse en la negra literaria de Dana Green, no imagina hasta qué punto va a complicarse su vida...


Lucrecia Vázquez trabaja como «negra» literaria para una gran editorial y convive como puede con el síndrome de Tourette, que le provoca multitud de tics. De inteligencia brillante y personalidad muy compleja, ha construido un mundo a su medida dentro de las cuatro paredes de su apartamento de Barcelona, del que apenas sale.

Cuando la escritora de best sellers Dana Green aparece muerta en un pueblecito del Montseny, la policía descubrirá pronto que Lucrecia iba a reunirse con ella para escribir el nuevo libro de la famosa novelista, que en el momento de su muerte estaba sumida en una profunda crisis creativa.

Dana Green ha sido asesinada de una manera espantosamente cruel. ¿Es posible que sea obra de algún perturbado? ¿O hay que buscar al culpable mucho más cerca?

Convertida en sospechosa, Lucrecia tendrá que demostrar que el asesino no tiene nada que ver con ella. ¿O tal vez sí...?


Impresión personal:

Lucrecia Vázquez es una escritora en la sombra, escribe con pseudónimo y también ejerce, en ocasiones, de “negra” literaria. Su editor se pone en contacto con ella para que se entreviste con la autora de betsellers de la editorial, Dana Green, y esta le cuente su idea para el próximo éxito de ventas. Al acudir a la cita Lucrecia se encuentra con el cadáver de la escritora en unas circunstancias un tanto espeluznantes.

Os puedo adelantar que la novela me ha gustado, pero con matices. Vaya, que no se va a llevar una buena nota, ni una mala, nos quedaremos en la mitad.

Lo mejor de la novela, para mí, es el personaje principal. Lucrecia es una mujer un tanto peculiar. Tiene el síndrome de Giles de la Tourettek, que se caracteriza por tener muchos tics y soltar palabrotas sin poder controlarse. En Lucrecia el síndrome es muy acusado y le hace parecer una loca, o como poco, una mujer extravagante y que llama la atención. Ha tenido una infancia difícil, pero gracias a su gran inteligencia ha conseguido salir adelante y ganarse bien la vida como escritora profesional. Su enfermedad ha hecho que no se relacione con mucha gente, y por tanto, su carácter sea muy arisco y nada empático. Dice lo que piensa a pesar de ser políticamente incorrecto.
Como personaje principal da mucho juego y es muy original; hasta llegas a cogerle cariño, yo por lo menos. Su contrapunto será el sargento Gerad Castillo. Un policía anodino, sin grandes virtudes ni defectos salvo que, sin saber por qué, le coge cariño a Lucrecia…

La trama será un tanto macabra, con escenas muy, muy desagradables, sobre todo para estómagos sensibles. Y eso me lleva a comentar lo que no me ha gustado de la novela. La autora nos hace una crítica dura del mundo editorial y del uso de los negros literarios, algo que está muy bien descrito y con mucha crudeza. También critica que muchos betsellers sean grandes ventas por el uso excesivo de escenas macabras, espeluznantes, con vísceras por todos lados… Pues eso mismo es lo que propone ella en su novela. Es decir, se adelanta a la crítica que puede recibir de los demás y se convierte ella misma en su propia censora. Lo mismo hace al final de la novela, ya que no deja todo atado y bien atado. Y, no sé si es porque no supo encontrar una justificación a todas las preguntas que nos haríamos o quizá porque quiso jugar con nosotros, el caso es que pone en boca de algunos de los investigadores las preguntas que se nos podrían haber ocurrido a nosotros, como lectores, al finalizar la lectura. Y personalmente, eso a mí no me gusta, es como hacer trampas…

La novela está bastante bien en cuanto a ritmo narrativo, ya que este va creciendo según avanza la novela, y la ambientación y las descripciones son buenas y adornan la obra en su justa medida. 

En definitiva, una buena novela negra, con una buena ambientación, buenos personajes… sobre todo Lucrecia; pero que podría haber sido redonda si exceptuamos esas dos pegas que yo le he encontrado.


martes, 6 de febrero de 2018

París siempre es una buena idea de Nicolás Barreau

París siempre es una buena idea / Nicolás Barreau ; Carmen Bas Álvarez, traductora. — [Barcelona] : Espasa, 2016. 308 p. ; 25 cm.

Esta novela se la regalé a mi madre por Reyes… y claro, cualquier libro que regalo acabo leyéndolo, jeje…

Sinopsis oficial:

¿Quién no tiene un sueño por cumplir? ¿Quién no aspira, en el fondo, a encontrar el amor perfecto?
París es siempre una buena idea para buscar la verdad y encontrar el amor…
La propietaria de una pequeña y adorable papelería. Un atractivo profesor de literatura norteamericano. Dos vidas paralelas unidas por un libro infantil con una dedicatoria que esconde un misterio
.
Impresión personal:

Rosalie Laurent es una joven que regenta una tienda de papelería, postales (que hace ella misma) y demás objetos de escritorio. Cuando el editor de Max Marchaix, el escritor infantil más conocido de Francia, le pide que ilustre su último cuento, El tigre azul, ella no puede negarse.

El problema surgirá cuando un norteamericano llegue a su tienda y le acuse a ella y a Max de plagio. ¿Tendrá razón el loco de Robert Sherman o es Max el que ha engañado a todos?

Esta es una novela feelgood total. Ya al inicio de leerla sabes cómo va a transcurrir y cómo va a acabar. Pero son de esas novelas que, a veces, apetece leer porque te dejan buen sabor de boca.

En la edición se incluye además el cuento de El tigre azul, en unas hojas con orla azul e ilustraciones.

Como en todos estos libros siempre encontraremos un “inconveniente” que será el que marque el dilema, el cambio, que se necesita para que haya algo que se pueda contar.

Rosalie es un personaje dulce y soñador, pero con carácter, que se topará de repente con el joven norteamericano. Este será un joven interesante, encantador, que chocará con Rosalie debido a las circunstancias. En contrapunto tendremos el personaje de Max, un anciano con un pasado reconocido, con dinero suficiente para vivir holgadamente, que inesperadamente ve que su mundo se amplía cuando conoce a Rosalie.

La ambientación está muy bien recreada. París, la Ciudad de la Luz, donde todo llama al amor, a la nostalgia, la melancolía, los paseos por el Bois de Boulonge, donde el amor surge en cualquier plaza, calle, o papelería…

Surge el amor, pero también surge el conflicto, y Rosalie y Robert tendrán que investigar para descubrir la verdad que esconde Max Marchaix. Esto les llevará a pasar más tiempo juntos y apreciar las bondades del otro.

Es una novela, como decía al principio, predecible pero evocadora, y como todas las novelas de este tipo te deja una sensación de bienestar y tranquilidad una vez llegado al final.

En definitiva, si os apetece relajaros y leer algo que os deje buen sabor de boca, Paris es siempre una buena idea es la novela ideal.


viernes, 2 de febrero de 2018

Agatha Raisin y la jardinera plantada de M. C. Beaton

Agatha Raisin y la jardinera plateada / M. C. Beaton. — Versión Kindle.

Esta es la tercera entrega de Agatha Raisin y la primera que reseño en el blog. Son obras que tienen casos independientes pero con  una protagonista en común, con sur propios “avatares” en las diferentes novelas. Así que sí os recomendaría empezar por el principio de la saga si no la habéis leído todavía. Por otro lado podréis leer perfectamente esta reseña porque no haré spoiler.

Sinopsis oficial:

La detective más sarcástica de la campiña inglesa tiene un nuevo crimen por resolver.
Un día Agatha Raisin abandonó el aje­treo de Londres y se mudó al pequeño pueblo de Carsely. Desde entonces, esta mujer irónica y corrosiva se ha convertido en la Miss Marple de la cam­piña inglesa, más por su edad que por sus dotes detectivescas... ¿Te apetece acompañarla en su nueva aventura?

Agatha acaba de llegar de sus vaca­ciones en Nueva York, Las Bermudas y Turquía. Se había marchado para airearse de la claustrofobia que a veces pro­voca Carsely y, ya de paso, proyectar en sus vecinos una imagen de viajera cosmopolita. ¿Le habrá echado de menos su admirado James? ¿Ha pasado algo en su ausencia? No y sí. James no la ha echado de menos y sí, ha pasado que Carsely tiene una nueva habitan­te: se llama Mary Fortune y, además de tener un tipazo, es una repostera notable y mejor jardinera. No es de extrañar que James le haya echado el ojo... El espíritu competitivo de Agatha fanta­sea con que un nuevo crimen en los alrede­dores le permita demostrar a James su talen­to como investigadora... Y como a veces el azar escucha las súplicas más raras, Agatha tendrá su caso: una serie de ataques violen­tos contra algunos jardines del pueblo ten­drán su culminación en un horrible asesinato.
Impresión personal:

Agatha ha vuelto de unas vacaciones relajada y feliz. Al llegar a Carsely le informan de que hay una nueva inquilina en el pueblo, Mary Fortune, que se ha ganado a todos los habitantes. No solo es delgada y atractiva, sino que además es buena vecina, buena cocinera y muy buena con la jardinería. Y por supuesto se ha hecho muy amiga de James Lacey. Agatha se siente ofendida y herida, pero su espíritu competitivo le permite dejar las cosas como están. Además un nuevo asesinato vendrá en su ayuda.
La actriz que interpreta a Agatha

Esta saga es de esas novelas muy agradables, con asesinatos “blancos” y sencillos en las que la resolución del caso será de forma tranquila y sin agobios. Es decir, si os esperáis un thiller policiaco no es el caso.

Son novelas que mezclan la rusticidad inglesa con las novelas policiacas. Amables y entretenida. Muy brittish. Aunque en este caso no tomen mucho té…

Agatha es una mujer prejubilada que se compró un “cottage” en los Cotswolds para vivir una vida contemplativa y relajada. Pero donde está Agatha surgen los asesinatos y ella no es capaz de resistirse.

La primera mitad de la novela va a ser una novela costumbrista donde nos reencontraremos con los personajes que ya conocemos de las novelas anteriores: James Lacey, el encantador vecino de Agatha; la señora Bloxby, la mujer del vicario; la señora Mason, la directora de las Damas de Carsley, etc. Seremos espectadores exclusivos de sus relaciones, esas relaciones tan curiosas que surgen en los pueblos pequeños con sus pequeñas rencillas, sus tira y afloja, etc. Y hacia la mitad nos encontraremos con el asesinato que Agatha tiene que resolver.

El estilo de la autora es fresco, irónico e inquisitivo. Muy bien reflejado en el carácter de Agatha…

Como siempre Agatha se dedicará a preguntar a todo el mundo e intentar dilucidar quién tenía motivos para cometer el asesinato. Su joven amigo, el detective Bill Wong, intenta por todos los medios que Agatha no se inmiscuya, pero eso es algo imposible con esta mujer.

Se podría decir que no hay muchas pistas para resolver el asesinato, pero no es exactamente así. Son pocas, pero muy bien preparadas. De hecho yo llegué a intuir quién era el asesino@ pero eso no quita mérito a la novela.

En definitiva, esta es una novela que gustará a todo aquel que le guste las novelas costumbristas inglesas, muy brittish, pero también a los que les guste las novelas policiacas amables y muy estilo Agatha Christie. Y además se le coge mucho cariño a Agatha Raisin...