viernes, 1 de diciembre de 2017

Papel de Armenia de Antonio Sanz Oliva

Papel de Armenia / de Antonio Sanz Oliva. — Versión Kindle.

Tenía este libro en el Kindle y la verdad es que no recuerdo en qué momento y por qué causa lo compré. Seguramente me llamara la atención la profesión de la protagonista, Simona Prato, que estaba relacionada con los libros y el patrimonio…

Sinopsis oficial:

Simona Prato, una doctora responsable de la Superintendencia de Bienes Artísticos de Milán, después de un desengaño amoroso, se aparta temporalmente de su trabajo mientras tramita el divorcio. Sumida en el desánimo, recibe una extraña oferta de una empresa turinesa para dirigir los trabajos de restauración de la iglesia de San Donato, en una apartada población del Piamonte. No demasiado convencida, acaba por aceptar la coordinación de un curioso grupo de expertos entre los que se encuentra su propio exmarido. Lo que aparentemente se trataba de labores artísticas, acaba por desembocar en la frenética búsqueda de algo de tal trascendencia, que hará que los protagonistas se vean desbordados por los acontecimientos y que se replanteen sus más íntimas creencias. Simona deberá tomar una decisión de la cual depende su felicidad.

Impresión personal:

Simona Prato es directora de Bienes artísticos de Milán y está pasando por un mal momento. Debido a una infidelidad decide divorciarse de su marido, pero lo está llevando peor de lo que esperaba. En esta tesitura recibe una oferta de trabajo: restaurar una iglesia en una población cercana a Turín. Cuando Simona contacta con la empresa le explican que en realidad buscan algo más, algo que picará la curiosidad de Simona; aunque la pega es que tendrá que dirigir un equipo en el que también está su exmarido.

Esta es una novela de aventuras en la que tienes que “seguir la pista” para llegar a un tesoro, y en la que por el camino los protagonistas se encontrarán con toda serie de obstáculos.

Así a bote pronto pinta bien, pero a mí me ha parecido un poco floja. No niego que el autor se haya documentado bastante bien para desarrollar la historia, pero hay varios factores que han producido que su lectura me haya dejado un tanto fría.

Las pistas que se van a seguir para llegar a la “caza del tesoro” no son tan relevantes como pueda parecer, y encima lo que no me ha gustado es que al final se acaba encontrando gracias al recurso de “deus ex machina”, que probablemente el autor justifique por cierto carácter místico que tiene uno de los personajes, pero a mí no me ha llegado a convencer.

El personaje de Simona tampoco me ha llegado a gustar demasiado. La historia la vemos a través de dos narradores: Simona, con lo cual encontramos un narrador en primera persona, y un narrador omnisciente para las partes en que Simona no puede estar presente. Creo que resulta muy difícil meterse en la piel de otra persona de diferente sexo al tuyo, y yo creo que en este caso el autor no lo ha conseguido. Eso o es que yo soy diferente a las demás mujeres porque ciertos pensamientos y sentimientos de Simona no los veía reflejados en mí misma.

Como toda historia que se precie tenemos una pequeña dosis de romanticismo. Y tampoco ha conseguido convencerme del todo esta relación. Encontramos demasiadas emociones intensas en muy poco tiempo, con sentimientos contradictorios cada cierto momento; ahora sí ahora no... No lo veo yo como una relación muy acorde a las circunstancias ni a la edad de los personajes.

Por lo que llevo hasta ahora de la reseña parece que no me ha gustado, y bueno, no es que haya sido así del todo. Es una novela entretenida, ligera, que se lee en un momento y que viene muy bien para esos momentos de transición entre lecturas muy densas.

Lo que me ha parecido más interesante es conocer la existencia del papel de Armenia.

En definitiva, si te gustan los libros de “búsqueda del tesoro” con malvados pululando por ahí intentado impedir que tengas éxito, esta es vuestra novela.


9 comentarios:

  1. Pues a lo mejor meto la pata pero recuerdo que en casa de una amiga su madre quemaba papel de Armenia para acabar con el mal olor del pescado ( su marido era pescaderoa)....La novela a priori pintaba bien, la sinopsis mola, la portada atrae, pero chica que decepción según te voy leyendo, ya me las veía luchando contra el tiempo y mi monedero y con una novela más en la lista.
    En fin, no la descarto eh?

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Premio!!! efectivamente el papel de Armenia es como incienso... es decir, es papel para quemar que da buen olor. Yo no lo conocía hasta que leí la novela.
      La verdad es que se lee fácil y rápido, quizá yo he destacado más las cosas negativas que las positivas... pero si te llama léelo...
      Un besazo

      Eliminar
  2. Conforme te iba leyendo lo iba descartando, que aunque luego comentas que se lee bien y es entretenido, son demasiados "peros" para todo lo que tengo pendiente. Voy a cotillear sobre el papel de Armenia, que no lo conocía de nada.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que, como decía, se lee fácil y rápido, es entretenido y yo creo que el autor tiene potencial. A mí es que no me gustó mucho la relación amorosa, y que da poco juego. Creo que podría haberle sacado más jugo...
      Un besazo

      Eliminar
  3. Me pasa como a la gata trotera y a las inquilinas... creo que no me animo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, hay muchos libros pendientes... :)
      Un besazo

      Eliminar
  4. holap or lo que veo es una novela con muchas aspectos negativos y además de por si el argumento ya no me llamaba demasiado. Gracias por la reseña y espero que tu próxima lectura te haga soñar

    ResponderEliminar
  5. Buenas.
    La portada y la sinopsis me parecían atrayentes pero, según iba leyendo tu reseña, le veo más peros que pros y como novela de transición tengo muchas en la estaría así que no me animo.
    Lo que me ha parecido curioso es lo del papel de Armenia, yo tampoco sabía lo que era.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Estos son los típicos libros que pillo para relajarme y no pensar, así que me lo apunto para cuando quiera una lectura mas ligera. Besos

    ResponderEliminar